Hallan restos biológicos en el auto del presunto violador del Moure

A cinco días del presunto abuso sexual de una adolescente de la comunidad boliviana, la Justicia autorizó ayer la inspección del Renault Fluence donde habría sido violada. La Policía Científica halló restos biológicos en el asiento trasero y detectó marcas de las zapatillas de la víctima. El sospechoso aún no fue imputado por la Fiscalía.

El grave caso de abuso sexual contra una menor de 17 años, que reside en la extensión del barrio Moure, continúa siendo investigado por la Justicia. La funcionaria fiscal Lorena Garate, bajo la supervisión del titular de la Agencia de Delitos Sexuales de la Fiscalía, Martín Cárcamo, ayer solicitó la inspección del auto que manejaba el sospechoso sindicado por la víctima, y los resultados habrían sido positivos.

Según la denuncia, el último miércoles la menor habría sido dopada y secuestrada al salir de un comercio donde había ido a comprar pan. El presunto depravado, a quien conocía, la esperó en la calle y con un pañuelo, que le apoyó en la nariz y en la boca, la habría desmayado.

Luego, el sujeto de 19 años e integrante de la comunidad boliviana, subió a la menor al interior de un Renault Fluence -dominio LIW 938- y se dirigió hasta un descampado del Cordón Forestal. Allí se habría aprovechado de la vulnerabilidad de la chica para someterla sexualmente.

Según la denuncia, la adolescente se despertó cuando el presunto violador estaba afuera del vehículo. Inmediatamente se dio cuenta que había sido abusada.

Como pudo, la joven acompañada por sus padres se dirigió hasta la Seccional Quinta para radicar la denuncia. Allí le dieron intervención a la Comisaría de la Mujer y al Ministerio Público Fiscal.

Durante la medianoche del mismo miércoles, el joven señalado fue encontrado por la policía cuando se movilizada en el Renault Fluence con la luces apagadas, y fue detenido en averiguación del grave delito investigado. En ese marco, también se secuestró el rodado que tiene vidrios polarizados. Sin embargo, al día siguiente el joven recuperó su libertad y quedó sujeto a la investigación judicial, aunque no fue imputado.

En ese contexto, ayer se inspeccionó el vehículo. El procedimiento comenzó a las 18 y fue realizado por la Policía Científica y una oficial de la Seccional Quinta.

RASTROS Y PRUEBAS

Según pudo confirmar El Patagónico, los peritos policiales levantaron restos biológicos en el asiento trasero del vehículo, donde habría sido violada la chica. También fotografiaron las huellas de un calzado dentro del habitáculo y hasta recortaron parte de un tapizado que tendría muestras orgánicas.

Es que el interior del auto fue examinado en forma exhaustiva y hasta se revisó el baúl. Las mismas fuentes oficiales señalaron que la inspección dio resultados positivos.

Ahora se espera que dichos restos sean analizados en el laboratorio para que sean comparados con el ADN del sospechoso y también de la víctima.

Se presume que el presunto violador había conocido a la menor por la red social Facebook, donde habrían intercambiado mensajes. Este diario supo que el sospechoso tiene más de una cuenta con nombres falsos y que sus búsquedas estaban direccionadas a menores de edad.

El mismo joven incluso ya tendría otras dos denuncias por presuntos abusos sexuales contra menores, pero las mismas no prosperaron. Sin embargo está vez, con el avance de la investigación, podría ser imputado por presunto abuso sexual agravado por ser cometido contra una menor de edad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico