Hoy declarará el gendarme que habría herido de una pedrada a un manifestante en Cushamen

El agente Armando Robledo, quien habría relatado a sus compañeros que había herido de una pedrada a un manifestante en el operativo que ejecutó Gendarmería Nacional el 1 de agosto en una comunidad mapuche de Cushamen, declarará hoy en el Juzgado Federal de Esquel. Mientras, el juez federal Guido Otranto rechazó la acusación de la familia Maldonado. Ahora la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia deberá decidir si aparta al magistrado de la causa.

A 46 días de la desaparición de Santiago Maldonado, quien fue visto por última vez en un operativo de represión que ejecutó Gendarmería Nacional en una comunidad mapuche de Cushamen, se espera que hoy declare Armando Robledo, el agente señalado como el responsable de herir de una pedrada a uno de los manifestantes durante la protesta en la Ruta 40.
Esta es la nueva teoría con la cual el Gobierno nacional pretende desligar a la fuerza nacional para que la causa gire en torno a que a un gendarme “se le fue la mano”. Es por eso que el abogado de Gendarmería, Gustavo Dalzone, manifestó que Robledo estuvo presente durante el operativo de represión y que reconoció que hirió a un manifestante que cruzaba el río Chubut durante el desalojo de una protesta mapuche en la que se vio por último vez a Santiago Maldonado.
Además, el agente estaría complicado por un peritaje sobre los celulares de los gendarmes que determinó que Robledo recibió un mensaje en su teléfono en el cual una compañera le aconsejaba que se "despegara del episodio de la piedra".
Lo cierto es que al día siguiente de realizar el operativo, Robledo pidió licencia por enfermedad de su padre. Un mes después se reincorporó y habría confesado que hirió a un manifestante.
La declaraciones del agente determinarán si se continúa con la teoría del “piedrazo” o se investiga sobre otra hipótesis. Es que otro de los gendarmes sobre los que se sospecha es el subalférez Emmanuel Echazú, quien al llegar a la Ruta 40, fue herido con una piedra que le provocó doble fractura de mandíbula. Herido decidió continuar con el operativo y se piensa que tal vez algo molesto por el hecho, pudo haber atacado a los mapuches.
Echazú se encuentra de licencia y no ha tenido contacto con la prensa.

PEDIDO DE APARTAMIENTO
A través de su abogada, Verónica Heredia, la familia Maldonado pido la separación de Otranto por considerar que no se obtuvieron avances en la causa pidiendo un “nuevo magistrado imparcial y eficiente en la tarea a su cargo”.
Sin embargo, el juez federal comunicó ayer que continuará al frente de la causa que investiga la desaparición del joven artesano.
En consecuencia, Otranto deberá elaborar un informe para la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia en el que expondrá sus argumentos. El documento se completará con los motivos esgrimidos por la abogada de la familia Maldonado. Finalmente será el organismo a cargo de Javier Leal de Ibarra, el que tenga la última palabra.
Según denunció el domingo último el titular del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Horacio Verbistsky, Leal de Ibarra es el hombre de confianza del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, lo cual influyó a la hora de que lo eligieran presidente de la Junta de Presidentes de Cámaras Nacionales y Federales.
A todo esto, Lorenzetti lo designó para dirigir junto con Martín Irurzun la Dirección de Captación de Comunicaciones del Poder Judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico