Ibarra solo sabe que hubo una discusión

Benedetto y Zambrano habrían tenido un encontronazo en el túnel que siguió en los vestuarios, al término del primer tiempo del partido con Racing. El peruano volvió con un pómulo hinchado y el Pipa con rasguños en el cuello. 

Boca Juniors visitó a Racing Club de Avellaneda por la fecha 13 de la Liga Profesional. Al cabo de los primeros 45 minutos, un serio incidente se habría producido entre dos de los jugadores xeneizes camino al túnel de los vestuarios. Se trata de Darío Benedetto y Carlos Zambrano. En las imágenes aportadas por ESPN se ve cómo el rostro del defensor peruano muestra un claro hematoma en el pómulo izquierdo, mientras que el Pipa presentaba algunos rasguños en el cuello.

En la transmisión televisiva captaron el enojo del Benedetto al cabo del primer tiempo y una arenga, con mezcla de reproches hacia sus compañeros. A su lado se encontraba Zambrano, quien tenía el rostro en perfecto estado. Sin embargo, cuando ingresaron al túnel y en el vestuario mismo, los dos futbolistas se habrían tomado a golpes de puño.

Esta versión fue confirmada por el programa pardiario El Show de Boca de Roberto Leto (Radio Splendid, AM 990). “Hubo piñas en el vestuario”, aseguró el Turco Alaluf, periodista a cargo del elenco xeneize. Julio Pavoni, el relator, advirtió un fuerte diálogo entre Benedetto y Agustín Rossi en el primer tiempo, luego de una jugada en la que Carlos Zambrano quedó expuesto por un grueso error.

Esta acción ocurrió a los 39 minutos cuando un error de cálculo del peruano provocó una salida en falso de Rossi y un anticipo de Gabriel Hauche, que por centímetros no fue gol: la pelota salió apenas desviada. De inmediato, Pipa Benedetto se acercó al arquero de Boca Juniors y con fuertes ademanes da a entender que se la juegue él y no confíe en Zambrano, quien lo advirtió y se lo recriminó.

Una vez terminado el partido y tras casi dos horas de reunión en el vestuario junto con los jugadores, Hugo Ibarra dialogó con la prensa. “Sí hubo una discusión, nada más que eso... no tengo la menor idea de lo que pasó, lo voy a charlar, lo hablaré pero sé que hubo una discusión”, confirmó el Negro, que fue el único en hablar.

“No me preocupa eso, siempre hubo discusiones en los planteles, es parte del fútbol, para mejorar tiene que haber discusiones”, amplió el entrenador de Boca Juniors, que con este empate quedó a nueve unidades de la cima.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico