Iglesia salteña dividida por la presencia de Macri

Se trata de la Fiesta del Milagro, un acto religioso que congrega a cerca de 800 mil creyentes. Un reconocido sacerdote pidió que se suspenda la visita del Presidente, y el arzobispo y envió una invitación formal.

El presidente Mauricio Macri llegaría, según informaron varios medios nacionales, a Salta, para sumarse a la Fiesta del Milagro, un acto religioso que congrega a cerca de 800 mil creyentes.

La asistencia del mandatario habría generado cruces dentro de la Iglesia local: un reconocido sacerdote pidió suspendan la asistencia de Macri, y criticó con dureza su intención de participar. Más tarde, el arzobispo intentó calmar las aguas y envió una invitación formal al presidente.

Raúl Méndez, un sacerdote representativo y allegado al obispo, señaló que la presencia de Macri "será una provocación", y sostuvo que no tiene sentido "empañar la fiesta de los salteños".

"Es oficial el anuncio de que Macri pretende venir para la Misa del día 15 de septiembre. Junto con otros miembros del clero manifiesto mi oposición a tan inoportuna visita. En estas circunstancias su presencia será una provocación, que provocará la lógica reacción", dijo Méndez a La Nación.

"Lo más razonable es que suspenda semejante previsión y nos deje tranquilos. Más bien que se ocupe de resolver los graves problemas en que embarcó al país", criticó.

SIN PROCESION

Por su parte, el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, aclaró que el viernes mandó una invitación al mandatario, ya que "su presencia nos honraría, por eso me atrevo a invitarlo", expresó en una misiva protocolar.

Macri llegará para la última misa del triduo que se celebra a las 10 de la mañana afuera de la Catedral, al aire libre. No se sumará a la procesión que se realiza después, alrededor de las 15.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico