Inglaterra sufrió pero está en los cuartos de final

Derrotó en el alargue 2-1 a Eslovaquia por los octavos de final de la Euro. Bellingham y Kane marcaron para los británicos, mientras que Schranz había puesto en ventaja a los eslovacos.

La selección de Inglaterra derrotó este domingo 2-1 a Eslovaquia y se clasificó para los cuartos de final de la Eurocopa que se desarrolla en Alemania.

El partido, que se jugó en el estadio Veltins Arena del club Schalke 04 de la ciudad de Gelserkirchen, y tuvo el arbitraje del turco Halil Umut Meler.

Eslovaquia salió sin miedo al éxito y tuvo las mejores ocasiones en los minutos iniciales de partido. Primero, un disparo de Strelec se paseó por el área chica de Jordan Pickford antes de terminar marchándose fuera. Unos minutos más tarde, Mainoo bloqueó providencialmente el disparo de Haraslín para salvar a los suyos de sufrir el 0-1.

Sin embargo, a la tercera fue la vencida y los del italiano Francesco Calzona se adelantaron gracias al gol de Ivan Schranz, el tercero en esta edición. Una jugada muy bien elaborada terminó con un pase interior de Strelec para el delantero eslovaco, que venció a Pickford con un disparo rasante para poner por delante a los suyos.

Los de Southgate trataron de reaccionar y gozaron de un par de llegadas al área, pero les faltó precisión en los metros finales para superar a una defensa muy bien plantada. De tal forma, con la ventaja eslovaca se llegó al descanso.

Inglaterra pareció salir más enchufada tras el paso por los vestuarios, pero vio como a Foden le anulaban el gol del empate por fuera de juego. Sin embargo, Eslovaquia rozó el segundo con un disparo lejano de Strelec que, al ver a Pickford adelantado, remató desde el mediocampo, pero su intentó se terminó yendo desviado por muy poco.

Los minutos siguieron pasando y los 'Three Lions' se topaban una y otra vez contra el muro eslovaco. Kane tuvo una gran ocasión con un remate de cabeza que se fue por poco, pero la chance más clara llegó con un disparo de Declan Rice desde la medialuna del área, el cual se topó directamente con el palo.

No obstante, cuando todo parecía perdido, un balón al área fue rematado acrobáticamente por Jude Bellingham, que empató el encuentro con un espectacular gol y mandar así el duelo al tiempo extra.

En el primer minuto de la prórroga, Harry Kane cabeceó un balón bombeado dentro del área para hacer el segundo y poner a los 'Three Lions' por delante. Pese a que los eslovacos lo intentaron hasta el final, Inglaterra consiguió aguantar y se terminó imponiendo en un disputado partido.

Inglaterra se las verá en cuartos de final -el próximo sábado- ante Suiza que viene de eliminar a Italia al ganarle este sábado por 2-0. Este partido se jugará en la ciudad de Düsseldorf.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico