Intervenciones artísticas para gritar "Será Ley"

Comunicadoras comodorenses impulsaron una serie de actividades en la Plaza de los Hoteles. Espacios para debatir, encontrarse y seguir luchando para que se apruebe el proyecto de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

La Marea Verde no se detiene. El debate por la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en 2018 generó que se instale el tema en la agenda pública. Las actividades continúan en busca que “Sea Ley” en todo el país. Comodoro también fue parte de las propuestas con radio abierta, lecturas, entrevistas e intervenciones artísticas, desarrolladas este sábado en la Plaza de los Hoteles.

La iniciativa fue organizada por un grupo de comunicadoras comodorenses en busca de activar el debate. “Surge por lo de 2018 que es cuando la marea verde toma un papel muy importante en la agenda pública. Nos propusimos hacer una radio abierta que sea participativa para que la gente vea que el reclamo está en las calles. Justamente en estos días una diputada mencionó que este proyecto más que trabajarse en las cámaras, se gestó en las calles”, sostuvo Lola Sánchez, una de las organizadoras de la propuesta.

“Lo que hacemos es traer este reclamo con todas las cuestiones que no es solamente hablar del aborto como un derecho sino hablar de la educación sexual, de las cuestiones religiosas que imponen diputados que no están solamente en la discusión del aborto sino en otras discusiones. Hablar de la libertad de la autonomía de las mujeres y lo hacemos desde una perspectiva territorial porque entendemos que esto no pasa solamente en los grandes centros urbanos sino en todas partes”, agregó.

En diálogo con El Patagónico, Sánchez manifestó: “en el sur también tenemos una gran cantidad de abortos clandestinos, hay médicos objetores de conciencia que no les permiten abortar a mujeres y niñas que en algunos casos la ley si lo permite. Hay vulneración de muchos derechos”.

“Tenemos que mostrar que en la Patagonia y en Chubut también están pasando estas cosas. Apostamos a una comunicación libre, responsable a crear otras narrativas que saquen al aborto ese tabú y todas esas ideas que están a nuestro alrededor, como que vamos a salir a abortar masivamente o que se va a saturar el sistema de salud y queremos terminar con esos pensamientos”, subrayó.

PROYECTO DISPARES

El proyecto que envió Alberto Fernández tiene diferencias con la iniciativa elaborada por la campaña nacional. “Es un debate que falta ponerlo en la calle y los medios. El proyecto que mandaron desde el Gobierno (nacional) tiene diferencias bastante importantes con el proyecto que tiene la campaña hace mucho tiempo. Es un avance muy importante que lo hayan presentado desde una voluntad política, pero hay algunas cuestiones que todavía lo tienen que trabajar y que marca una impronta muy diferente que se mandó desde la campaña”.

Una de esas diferencias es la objeción de conciencia que preocupa a las organizaciones sociales y políticas. “La objeción de conciencia en el proyecto de Fernández está contemplado. Es decir, un médico que no quiere realizar un aborto no lo hará si aduce una cuestión moral o religiosa”, determinó.

“La ley también prevé que esa persona que es objetora tiene que derivar a la persona que quiere realizarse un aborto. Sabemos que hay hospitales y provincias que son objetoras en su conjunto. No es fácil esta situación. No creemos que sea posible que un médico que sea objetor de conciencia, le brinde información a una mujer o a una niña para que se pueda hacer el aborto de manera segura. Este es un punto fundamental”, subrayó Sánchez.

“En el texto de la campaña, lo que proponían es que cualquier médico debe realizar un aborto sin importar moral o religión. Estos temas no deberían tener injerencia ni en la política o en su profesión de la salud. Un médico no puede en ningún asunto de la salud pública poner su opinión personal por encima de los derechos de la mujer. Hay muchas cuestiones que están dando vueltas en diferentes partes del país donde serán objetores de conciencia”, aseveró Sánchez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico