Investigan a petroleros por abusos sexuales en "rito de iniciación"

La empresa Tenaris despidió a ocho empleados acusados de hacer prácticas sexuales como rito de iniciación con los ingresantes. Los trabajadores bloquearon el acceso de los camiones con sus familias para recuperar sus puestos.

A partir de una protesta en los portones de la sede de la petrolera Tenaris, en Senillosa, por parte de ocho empleados que exigían la recuperación de sus puestos de trabajo, se conoció una investigación de la Justicia neuquina por la reiteración de abusos sexuales en una especie de rito de iniciación hacia los ingresantes a la compañía. Por una denuncia de abuso sexual de un trabajador, se inició una investigación interna en la firma que refuerza la hipótesis de que se trataba de una práctica habitual.

El problema salió a la luz este martes, cuando un grupo de ocho trabajadores con sus parejas e hijos pequeños se instalaron en la sede de Senillosa de la empresa Tenaris y bloquearon el acceso de los camiones. Alejandro Celi, uno de los empleados despedidos, aclaró que no les permitieron ingresar a su lugar de trabajo luego de una notificación verbal del área de Recursos Humanos de que habían sido despedidos sin causa, por lo que iniciaron el bloqueo para exigir la recuperación de su trabajo.

"Supuestamente fue con causa pero nos querían hacer firmar una hoja en Recursos Humanos para hacernos responsables y no la quisimos firmar, me dijeron que nos iban a llegar a nuestros domicilios, pero no nos llegó nada. Solo firmaron dos personas, que se hacían responsables del altercado", explicó en diálogo con LU5, y agregó que el Sindicato de Petroleros Privados no se acercó a los portones de la compañía, aunque sí les ofreció la posibilidad de darles asesoramiento jurídico.

“UN MUCHACHO NUEVO SE SINTIO MALTRATADO”

Celi consideró que esa notificación verbal no tenía validez, por lo que se decidieron a hacer la protesta. Según explicó, el despido no estaba justificado, sino que se dio porque "un muchacho nuevo se sintió maltratado, lo elevó al supervisor y se inició una investigación interna. Como no llegaron a nada, despidieron a todo el turno que estaba ese día".

Sin embargo, a partir de la protesta, desde la Justicia neuquina se informó que ya se ordenó el desalojo de los manifestantes y que los despidos se dan en el marco de una investigación que realiza el Ministerio Público Fiscal por una denuncia de abuso sexual en lo que parece ser una ceremonia de iniciación para los empleados que recién entraban a Tenaris.

"Es importante destacar que el área Legales de la empresa es quien acompaña al empleado a hacer la denuncia, toman conocimiento de que en varias situaciones un grupo de empleados de la empresa Tenaris había abusado sexualmente de él en detalles que no vamos a adelantar. Era una práctica que tenían naturalizada en la empresa, que denominaban ‘el cumpleaños’, que era un rito con los nuevos que ingresaban y este empleado se animó a denunciar", explicó el Fiscal Jefe, Maximiliano Breide Obeid.

Aunque la denuncia ocurrió hace un mes y medio atrás, el letrado aclaró que la práctica ya era habitual entre los trabajadores. Cuando inició la investigación interna, se tomaron declaraciones de otros empleados que aseguraron haber sufrido los mismos abusos, mientras que otros los naturalizaron como un ritual dentro de la compañía. "Lo tomaban como una ceremonia de una unidad penitenciaria. Lamentablemente uno está acostumbrado a ver esas prácticas en las unidades penitenciarias y verlo en una empresa privada es chocante", dijo.

Breide Obeid destacó el rol de la empresa, que "automáticamente tomó cartas en el asunto, se entrevistó conmigo enseguida, nos aportó las videofilmaciones que mostraban minutos antes y después en los lugares donde había denunciado la víctima que esto había sucedido, hizo una investigación interna donde tomó declaraciones internas y aportó todo el material para que pudiéramos hacer nuestro trabajo".

El fiscal aseguró que se tomó contacto con la víctima y se realizaron los estudios médicos de rigor que comprobaron el abuso. Mientras avanza la investigación para determinar responsabilidades, desde la firma se decidió desvincular a todos los empleados del turno, aunque no está comprobado que todos hayan realizado este abuso que fue denunciado en particular.

"Son varias personas que participaron del abuso porque era rito de iniciación, se había producido antes con otros empleados, algunos decidieron callar y otros decidieron contar en la investigación interna que contaron que también les había ocurrido a ellos", afirmó Breide Obeid, y aclaró que todavía no se puede determinar que sean específicamente ocho. Sin embargo, agregó que la decisión de la empresa -que evaluó como acertada- fue despedir con causa a todo el equipo, ya que se estima que podrían haber sido cómplices del hecho.

Fuente: La Mañana de Neuquén

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico