Javier Milei volvió a poner en duda el pago del aguinaldo

El presidente electo repitió que no hay más plata y que “hay que poner otros puntos en orden”. Les solicitó a los gobernadores que realicen un ajuste para poder abonar los salarios.

A días de su asunción a la presidencia, Javier Milei, confirmó a su ministro de Economía y en ese contexto, también habló de lo que hará con el pago de aguinaldo que se debe efectuar en el mes de diciembre, pero que, debido al ajuste en el gasto que desea hacer, quedó en duda.

En los últimos días, algunos gobernadores dejaron en claro que sus provincias no podrán abonar el sueldo anual complementario (SAC) dada la situación fiscal de la administración pública nacional. Este martes, el ministro de Economía, Sergio Massa, mantuvo un encuentro con gobernadores para avanzar en la puesta en marcha de compensaciones que garanticen el pago de sueldos y aguinaldos para el último mes del año en los distritos.

De esa manera, los mandatarios de Unión por la Patria garantizaron que colaborarán con la “gobernabilidad” de la administración del presidente electo, aunque también manifestaron su “preocupación” por la posibilidad de que se frene la obra pública y se vea afectado el sistema de reparto de fondos de la coparticipación.

Frente a este panorama, el líder de La Libertad Avanza volvió a repetir que “no hay plata” y que “hay que poner otros puntos en orden”. “¿Que no haya plata para el aguinaldo es culpa mía, que no goberné, o del Gobierno actual? Entiendo que tenemos un sistema federal. Si en tu casa no te alcanza la plata, ¿cómo lo arreglás? ¿Bajás el gasto o te vas de caño? ¿Por qué robarle a los argentinos con el impuesto inflacionario?”, se preguntó.

Y explicó: “Si tenés un déficit y no vas a bajar el gasto, lo vas a financiar de alguna manera. Si lo financias con deuda, le estás pasando la cuenta a generaciones futuras, gente que ni siquiera votó o ni siquiera nació. Me parece bastante inmoral. Si lo haces por la vía de emitir dinero, generás una redistribución forzada vía la inflación. Pero es mentira, no es que se los estás cobrando. Tendrán que poner las cuentas en orden, se acabó la historia del déficit fiscal, que solo nos hizo más pobres”.

Por otro lado, intentó dejar en claro por qué deberá hacer el ajuste necesario para evitar la superinflación. “Si mirás los últimos 123 años de historia, en 113 tuvimos déficit fiscal. De las 22 crisis que tuvimos, 20 tienen origen fiscal. Además, tenemos un déficit fiscal, entre el Tesoro y el Banco Central de 15 puntos del PBI. Ni el Rodrigazo llegó ahí, porque era 14”, sostuvo.

Justificando su decisión “en números” señaló que en el ‘75, “el sobrante monetario era de 5 puntos del PBI”, lo que implicó que, cuando se resolvió ese problema, “la inflación se multiplicó por 6”.

“Quiere decir que la inflación hoy viene bajando en la punta del 300%, nos iríamos a 1800% de inflación. Además, tenés el problema adicional de que el sobrante monetario es relativamente el doble de lo que teníamos en aquel momento. Entonces estaríamos hablando de 3600% de inflación. Cuando vos tomás la relación de los pasivos remunerados respecto de la base, que estamos peor que antes de la hiper de Alfonsín, vos podrías multiplicar el dinero cuatro veces, tendríamos 14400%”, agregó en diálogo con Radio La Red.

Y volvió a ratificar apuntando contra los gobernadores: “¿Queremos seguir con esta fiesta? Después no se quejen. Aquellos que alientan este problema porque no quieren tocar la propia serán los responsables ante la sociedad de generar un desastre hiperinflacionario que va a ser el peor de la historia con el agravante de que estamos partiendo de niveles de pobreza e indigencia peores que los de 2001. ¿Quieren continuar con esa irresponsabilidad? Ese es el resultado. En cuanto a los aguinaldos: hay que poner otros puntos en orden. Corten los gastos y paguen los salarios. No hay más plata”.

A medida que el país se prepara para un cambio significativo en su liderazgo gubernamental, las provincias se enfrentan a una incertidumbre financiera sobre el pago del aguinaldo. El próximo presidente, Javier Milei, sembró dudas y preocupaciones sobre el futuro económico del país, poniendo en veremos el pago del Salario Anual Complementario (SAC) para los trabajadores.

El presidente electo manifestó la preocupación sobre la falta de fondos e insinuó la posibilidad de recortes, pero está legalmente obligado a garantizar el pago del aguinaldo, ya que está establecido por ley, publicó ámbito.com

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico