Jefe policial se justifica en que la tobillera funciona con retraso

El jefe de la Unidad Regional de Trelew se refirió al caso en el que Darío Haro murió luego de recibir 14 puñaladas de un menor de edad que cumplía condena por homicidio con tobillera electrónica. Dijo que el aparato electrónico tuvo un retraso de información.

Este lunes por la mañana, familiares y amigos de Darío Haro se manifestaron por las calles céntricas de Trelew en pedido de justicia.

En este contexto, el comisario inspector Cristian Cedrón, jefe de la Unidad Regional de Trelew, brindó detalles del caso en el que Haro fue ultimado de 14 puñaladas el pasado miércoles 18 de mayo entre los barrios Moreira y Vepam.

“Estas tobilleras pueden llegar a tener un retraso de la información; es por eso que en ese momento no se pudo captar los movimientos de esta persona que era monitoreada permanentemente”, argumentó el jefe policial.

“Hay una cantidad importante de personas con tobilleras en Trelew. El sistema de monitoreo funciona, pero puede tener fallas como todo sistema electrónico”, añadió.

Con respecto al trabajo de la justicia, el agente deslizó: “Podemos tener fallas de los dos lados. Esta persona tenía una tobillera colocada por un hecho cometido en 2020 por similares características”.

En la marcha, una de las hermanas de la víctima, Belén Haro, manifestó: “En la audiencia el defensor de este asesino acabó de renunciar. No quiere defenderlo. En un mes cumplirá la mayoría de edad; si esto se alarga se lo va a poder imputar como mayor de edad y persona responsable. Mientras tanto permanecerá detenido en el COSE”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico