Juan "Gato" Maricoy, uno de los comodorenses que enfrentó a Diego Maradona en Kilómetro 3

A los 63 años recuerda con alegría aquel partido en el estadio municipal frente a la selección argentina en el año 80, dirigida por César Luis Menotti. A nivel local surgió futbolísticamente en Comferpet pero también participó del Nacional 1974 con Huracán. Se despidió a los 36 años con la camiseta de Próspero Palazzo. Actualmente disfruta jugando al padel por hobbie.

En Comodoro Rivadavia hay pocos jugadores que pueden contar que estuvieron en una misma cancha con Diego Armando Maradona. El “10” visitó en 1980 Comodoro Rivadavia por primera vez junto a la selección argentina que dirigía César Luis Menotti, y que tenía la base del equipo campeón del mundo 1978, donde disputó un partido con la selección de Comodoro Rivadavia, dirigida por José Félix Lázaro.

En esa oportunidad vinieron Ubaldo Matildo Fillol, Daniel Passarella, Alberto Tarantini, Américo “Tolo” Gallego, entre otros, y ganaron 5-0, aunque los presentes afirman que la goleada pudo haber sido mucho más abultada.

Uno de los privilegiados, que jugó contra los campeones fue Juan “Gato” Maricoy, quien además tuvo el privilegio de sacarse una foto con Maradona. El futbolista surgido en Comferpet, heredó el apodo de su hermano más grande, y debutó en la Primera con apenas 15 años cuando luego de un partido de Reserva, el DT lo convocó porque había faltado el titular en cancha de USMA.

“Debuté con 15 años, y es uno de los días más felices de mi vida. Jugué en Quinta división ese día, y me quedé a ver la Primera con tanta casualidad que el titular faltó. Me preguntaron si quería jugar, vino el DT Fernández, y una alegría inmensa. No me olvido más. Todo chico quiere disfrutar ese día. Ganamos 2-1”, recordó con una amplia sonrisa.

Maricoy se crió en el denominado barrio Los Locos en kilómetro 8 y si bien le quedaba más cerca la cancha del desaparecido club Los Andes, decidió irse a Comferpet y ahí hizo carrera. “Jugué desde ese partido como titular y nunca más me sacaron. Jugué hasta los 36 años cuando ya no quería seguir entrenando. Me costaba ir, pero el entrenador que llegó al club me habló de frente. Vino y me dijo que iban a renovar todo el plantel y lo mejor era que me busque club. Y en Palazzo estaba Félix Lázaro, que me conocía, y un día vino a casa a la noche y me convenció. Ahí jugué la última temporada, me recibieron muy bien y ahí colgué los botines”, explicó.

UNA MARCA EN EL FUTBOL DE COMODORO RIVADAVIA

En el medio de su carrera deportiva lo llamaron de Huracán para formar parte del Nacional del 74, y dejó su huella en el “Globo”. Asegura que hace mucho tiempo no habla de esa etapa, pero abre grandes los ojos y cuenta que “el Nacional con Huracán en el 74 fue algo impresionante. Me llamaron como refuerzo. Eramos tres creo de acá de Comodoro, el “Bichi” Bellido de Oeste, “Caramelo” Mansilla, y yo de Comferpet. Trajeron jugadores de Buenos Aires, Marcelo Sayago, Hugo Valenzuela, Miguel Angel Parra. Se me dieron todas ese torneo porque jugaba Sayago jugaba por derecha y Valenzuela por izquierda. Yo hacía la fácil, recuperaba y se las daba a ellos (ríe). Había que ganar acá eh. Nos impusimos frente a Atlético Tucumán, Huracán de Parque Patricios, San Martín de Mendoza”, rememora en su visita a El Patagónico.

Juan Maricoy rescata la amistad, y los partidos de fútbol en esa época. Era otra cosa, y más allá de que no va a la cancha muy seguido, admite que el fútbol ha cambiado en todo sentido. “De esta etapa en Huracán hace mucho que no hablaba. Es una etapa hermosa de mi carrera deportiva, prácticamente nunca hablé después. Y ahora ya no voy a ver fútbol por diferentes motivos, pero estoy alejado de la actividad. Cuando salgo de trabajar voy a la cancha de padel”, asegura y reconoce que es su pasatiempo preferido.

El volante asegura que la etapa en el “Globo” fue un antes y un después en diferentes aspectos. En ese sentido indica “creo que ese equipo de Huracán marcaron el fútbol de Comodoro. Es un equipo que clasifica a un torneo nacional, no es que lo invitan. La zona clasificatoria era dura eh. La final fue con Cipolletti pero había que ganar toda la zona sur. Fue sin dudas una época dorada. Yo nunca más vi una etapa así, la cancha en el Pietrobelli fue algo que nunca más se vio”, sentenció.

LA VISITA DE DIEGO Y LA CAMISETA DEL “TOLO”

Desde el día que se confirmó la visita de la selección argentina para diciembre de 1980, los integrantes del seleccionado comodorense comenzaron a cuidarse. Nadie quería perderse el partido, y mucho menos tener que mirarlo desde un costado. “Cuando nos dijeron a los jugadores de la selección de Comodoro que íbamos a jugar contra la selección argentina campeona del 78, muchos mentían en sus clubes alguna molestia para no lesionarse y estar en ese partido. Nos queríamos morir. Era algo único para la ciudad”, recordó Maricoy sobre la presentación.

El estadio municipal lució ese día repleto. No entraba más gente para poder ver y admirar a los campeones del mundo. El primero en salir del vestuario hacia el césped fue Daniel Passarella, Ubaldo Fillol, y el “Tolo” Gallego en ese orden. A la gente le llegaban a arder las palmas de las manos cuando salió Maradona y comenzó a trotar por la cancha.

“Antes de comenzar el partido miré a las tribunas, estaba repleto. Diego (Maradona) estaba recién incorporado porque Menotti no lo había convocado para el Mundial porque era muy chico. Estaba con todas las luces, la llevaba atada al pie, era una luz. Ni pegarle podías a la velocidad que iba. Perdimos 5-0 pero podríamos haber perdido por más. Ellos jugaron a media máquina, era un amistoso nada más. Me acuerdo de memoria el equipo. Fillol al arco, Olguín, Galván, Pasarella y Tarantini de tres, Barbas, Gallego, y Valencia. Maradona, y arriba Luque y Tarantini”, confiesa Maricoy como un nene que aprendió las tablas de multiplicar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico