La adolescente salteña que habló en el Senado fue expulsada de su colegio

"Fui a una escuela pública la mitad del año, pero me invitaron a retirarme y ahora estoy yendo a otro colegio por mi lucha", contó Milagros Peñalba. "El Ministerio de Educación no nos cuida", criticó.

Milagros Peñalba, la estudiante de cuarto año del secundario que sorprendió a todos por su exposición en el plenario por el aborto legal en el Senado, vive en Salta con su familia, integra la Coordinadora de Estudiantes local y fue "invitada" recientemente por los directivos de su escuela a "dejar el establecimiento" por su militancia a favor del aborto.

Milagros asistió como integrante de la Coordinadora de Estudiantes Secundarios de Salta (Cesal) y su discurso generó gran repercusión nacional y siguió brindando entrevistas a distintos medios en los que contó su experiencia personal en su militancia por la aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Ello incluyó haber sido expulsada del colegio público al que asistió hasta esta primera mitad del año.

"Yo fui a una escuela pública la mitad del año, pero me invitaron a retirarme y ahora estoy yendo a otro colegio por mi lucha", contó en entrevista con radio Continental. Sin embargo, no dio más detalles de la institución involucrada por el pedido de su madre que, si bien la acompaña en su militancia, teme que no sea aceptada en otro colegio.

"Mi mamá me pidió que no hable de eso porque hay gran miedo de las autoridades de que nos rebelemos. El Ministerio de Educación no nos cuida y por eso no quiere que hable por si no me reciben en otro colegio", detalló.

Sobre la falta de educación sexual en la provincia dijo: "me enseñaron que no podía tener sexo hasta que me case, que es algo muy sagrado, que solo puedo tenerlo con ciertas personas... No me enseñaron cómo tener sexo sino con quién tenerlo". Detalló también que algo se dice sobre el uso del preservativo pero que la educación sexual es prácticamente "nula".

En cuanto a su experiencia personal, relató que su madre se quedó embarazada de ella a los 17 años y tuvo muchos obstáculos como madre soltera. "Ella no pudo terminar de estudiar porque no tenía con quién dejarme y se dedicó a trabajar. Es todo un juicio social, cuando crecí, fue madre soltera y la miraban mal en el colegio. Mis compañeras me decían ‘tu mamá está sola’ y se sorprendían", contó.

Milagros también agradeció haber podido hablar en la audiencia y está contenta con lo conseguido hasta ahora en la militancia a favor del aborto. "En Salta recién nos estamos movilizamos pero me encanta el compañerismo que logramos entre sectores", dijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico