La audiencia de Lorena Paredes pasó para el viernes

En horas de la mañana de ayer se realizó en sede de los tribunales penales del barrio Roca la audiencia de constitución de querellante en la causa por lesiones leves agravadas y amenazas que tiene como imputado a Luis Rubén Vidal. Finalmente la jueza penal resolvió suspender la audiencia y ordenar a la Oficina Judicial que se fije una nueva para el próximo viernes, después de las 11.

La audiencia fue presidida por Mariel Suárez, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente María Laura Blanco, fiscal general, en tanto la querella fue ejercida por Roza González. La defensa del imputado –que no presente- estuvo a cargo de Ricardo Amado, de la Defensa Pública.

En un primer momento la jueza explicó que la audiencia se fijaba en virtud de que la del viernes pasado hubiera fracasado por no cumplirse con los requisitos que prevé la Ley.

Faltó el Poder especial de representación como querellante, o bien la presencia física de la víctima en la audiencia, recordó la jueza.

Ayer no se pudo diligenciar la cédula de notificación, mientras desde la Oficina Judicial aseguraron que en el transcurso de la mañana se comunicaron con la madre del imputado y les refirió que “ya había salido a trabajar y que no tenía contacto con él para avisarle que hoy a las 10 tenía la audiencia”.

Finalmente la jueza penal resolvió suspender la audiencia y ordenar a la Oficina Judicial que “se fije nueva audiencia para el próximo viernes, después de las 11, a los mismos fines y efectos”.

CONMOVEDOR

Los habitantes de Comodoro Rivadavia se escandalizaron al conocerse –a través de El Patagónico en su edición del viernes 5 de octubre- la brutal paliza que Vidal le había propinado a Lorena tres días antes y el accionar de la Justicia al respecto. Es que el médico forense ratificó que en un plazo de 30 días la víctima de violencia de género podía volver a trabajar y por ello –sin tomar contacto directo con la víctima-, la fiscal María Laura Blanco consideró que se trataba de «lesiones leves» y adelantó que el agresor solo sería detenido si intentaba algún contacto con la víctima.

Después de que se produjera una ola de críticas para la Justicia que se ocupó del caso de Lorena Paredes, la fiscal que le otorgó la libertad a Luis Vidal consideró que la calificación de “lesiones leves” era correcta, más allá de que el ataque hubiera sido “brutal” (el violento hasta utilizó un hierro para pegarle en la cabeza a su expareja).

En principio, Blanco explicó que la detención del agresor no se concretó por la golpiza que el hombre le propinó a su pareja: la medida se adoptó luego de que Vidal intentara retirarse con elementos de su vivienda durante la noche, cuando se aguardaba la orden de allanamiento para el inmueble.

“Se hizo la audiencia de control de detención el día jueves, ya contábamos con información del estado de salud de la mujer, consultamos a los médicos forenses y se advertía que se trataba de lesiones leves. Esto no quiere decir que le quitemos gravedad al hecho”, sostuvo Blanco.

La fiscal se basó en el informe del médico forense que consideró que “no se puso en riesgo la vida y el tiempo de imposibilidad de trabajar era menor a 30 días; eso encuadra en lesiones leves”.

Para la Fiscalía, si el hombre “hubiera tenido intenciones de matarla, la hubiera seguido golpeando en la cabeza” o le habría producido “otras lesiones” pero “la golpeó en lugares que no son plausibles de muerte”.

A su vez, la fiscal indicó que Paredes “tenía pérdidas de sangre pero se nos informó que no tenía relación con los golpes. Pregunté si era posible algún tipo de hemorragia, y como nos dijeron que era vaginal, podía ser por golpes en zona baja del abdomen pero ella no tuvo golpes ahí”.

No obstante, la fiscal aseguró que “ante el menor incumplimiento como enviar un mensaje de texto a la víctima, inmediatamente se pasa a prisión preventiva”.

“Nada justifica lo que ocurrió pero tenemos distintos elementos a analizar”, sostuvo y agregó que “hay que entender que la manera de condenar a una persona e investigar un hecho y lograr un resultado, la prisión preventiva no es la única solución, sino cuando la ley lo permite y no es el caso. Yo estoy aplicando la ley”.

Blanco planteó que “se han tomado muchas medidas de protección a la víctima para evitar un femicidio, tomamos muchas medidas, no solo la prohibición de acercamiento sino el trabajo permanente con la Comisaría de la Mujer”.

La fiscal aseguró que ahora Paredes “tiene un teléfono de un oficial de la comisaría que se encuentra permanentemente de servicio de manera que ante una llamada, lo va a tener, tiene un rondín que pasa por su casa y está coordinado con la comisaría de la Mujer”.

Hoy la víctima cuenta con un botón antipánico, mientras Vidal debe llevar tobillera. No pueden acercarse a menos de 200 metros. Si así ocurriera, el dispositivo del violento pondría en guardia a la policía.

DESGARRADOR RELATO

No era la primera vez que Lorena recibía un golpe. Pero jamás hubiera pensado que la violencia la dejaría a un paso de la muerte. La víctima contó que la noche de la brutal golpiza, el agresor comenzó a enviarle mensajes a su mamá y a todo su círculo, incluidos sus compañeros de trabajo y amigos. «Le mandó fotos íntimas, toda mi vida... dijo que me iba a destruir solo porque le había dicho que no lo amaba y que no quería estar más con él».

Lorena aún siente mucho miedo. «Es una mezcla entre miedo y vergüenza. Es feo tener que exponer todo lo que me pasó, solamente para pedir custodia y seguridad».

Contó que Luis Rubén Vidal, el agresor a quien la Justicia dejó libre, ya tenía restricción porque varias veces la había golpeado. «Tenía restricción y la violaba. La policía llegaba 20 minutos después como si nada (...) Iba a mi casa, no le importaba nada. Golpeaba y me rogaba que abriera», sostuvo.

Y en un estremecedor relato, siguió: «Hacía cosas brutales como enojarse y querer quebrarme los dedos. Me bañaba y me orinaba, me decía que era de su propiedad. Jugar en mi cama a que me ahorcaba hasta que me dejaba sin respiración, me soltaba y se reía».

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico