La Cámara Penal confirmó la condena de siete años de prisión para Axel Nieves

Su defensa había planteado la nulidad del juicio, bajo el argumento de que la acusación había sido presentada por un funcionario de fiscalía en lugar de un fiscal general, lo que fue desestimado por el tribunal de apelación.

Los jueces de la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia dieron a conocer el jueves la resolución respecto a la impugnación que había presentado la defensa de Alex Nieves, luego de ser condenado a siete años de prisión por una agresión armada que se produjo el domingo 16 de octubre de 2016 y que fue calificada en el juicio como “tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, dos hechos”.

Los integrantes de la Cámara Penal confirmaron la sentencia de primer grado emitida por los jueces Olavarría, Arcuri y Odorisio, quienes condenaron en forma unánime a Nieves. De esa manera, la sentencia ya cuenta con doble conforme.

El tribunal integrado por los jueces Guillermo Müller, Daniel Pintos y Martín Montenovo desestimó la nulidad de la acusación solicitada por la defensa, al entender que los funcionarios de fiscalía pueden presentar la acusación y realizar la audiencia preliminar, ya que “están habilitados a realizar determinados actos bajo la supervisión del fiscal”. El 19 de diciembre se dará a conocer la lectura completa de la sentencia.

En primer lugar los jueces de Cámara se refirieron a que la defensa planteó la nulidad de la acusación y en consecuencia del juicio, porque la pieza acusatoria fue presentada por el funcionario de fiscalía y no por el fiscal. Al igual que a la audiencia preliminar del caso concurrió el funcionario de fiscalía y no la fiscal del caso. La fiscal Camila Banfi convalidó todo esto en el debate.

El Código Procesal Penal habilita al funcionario fiscal a realizar todos los actos públicos antes del debate. La nulidad requiere que exista un vicio y que ese vicio haya obturado alguna posibilidad de defensa. No se ha advertido que la presentación de la acusación por el funcionario de fiscalía y su presentación en la audiencia preliminar obture algún derecho o algo que haga al ejercicio del derecho de defensa, argumentó la Cámara Penal.

Los funcionarios pueden realizar actos supervisados por el fiscal, actuando sobre la base de la dependencia jerárquica, deben ser capaces de delegar tareas en el ejercicio de la acción penal. Es decir que la nulidad no ha tenido un perjuicio, ni tampoco se advierte un vicio, concluyeron los jueces de segunda instancia.

Los integrantes de Cámara sostuvieron a la vez que es necesario explicar el porqué del caso, como una persona luego de que incendian su vivienda, interpreta que alguien lo hizo intencionalmente y sale a buscar algún tipo de represalia. Este es el punto de partida de esta historia que termina con personas lesionadas casas baleadas y otras consecuencia, señalan.

El testimonio de una de las víctimas que aseguró que Axel Nieves fue quien efectuó los disparos porque lo conoce, es contundente, al igual que el de otros testigos. “Es imposible que se incorpore la declaración de un testigo tomada en un estudio jurídico”, enfatizaron los jueces. Existe un principio de actuación procesal que se denomina “buena fe” y las partes tienen que conducirse con buena fe. La versión que da el testigo es la que da ante el Ministerio Público Fiscal y no en un estudio jurídico. Si quiere modificar su versión la deberá hacer en fiscalía y no con actas que tienen un valor escaso o nulo.

En lo referido al agravante del uso de arma de fuego el fallo se dio por mayoría con los votos de Guillermo Müller y Daniel Pintos, y con la disidencia de Martín Montenovo. Respecto del resto de los puntos de la sentencia el fallo fue unánime, concluyeron los jueces.

TENTATIVA DE HOMICIDIO
El incidente por el que fue condenado Axel Nieves, de acuerdo a la acusación de la Fiscalía, ocurrió el 16 de octubre del año pasado, luego del mediodía, en circunstancias en que Jonathan Sierra y Ezequiel Soto caminaban por calle Huergo casi Los Jazmines. Allí Axel Nieves, junto a otros individuos no fueron identificados, apareció en un Chevrolet Corsa verde y tras atribuirles el incendio de su casa –ubicada en calle Las Margaritas 912- les apuntó y le disparó primero a Soto, quien salió corriendo hacia la escalera que conduce a la parte alta del barrio. Sin embargo, en la huída recibió dos disparos en su espalda.

Después le tiró a Sierra y le dio en su glúteo izquierdo, lo que provocó que se cayera al suelo. Logró levantarse y correr hacia calle Las Margaritas pero cayó cerca de Huergo y Nieves se colocó frente a él, apuntó sobre su abdomen sin que salieran balas en las tres oportunidades que le gatilló. Nieves finalmente se fue del lugar ante la llegada de los familiares de los heridos, pero la policía lo interceptó en Los Claveles al 832, aunque logró huir en esa oportunidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico