La delegación argentina le puso ritmo y color a su desfile

Si bien tuvo una concurrencia reducida, los atletas albicelestes dieron la nota poniéndole su color y emoción a un momento muy esperado tras la incertidumbre por la pandemia de coronavirus.

La delegación de deportistas argentinos, con los campeones olímpicos de vela Santiago Lange y Cecilia Carranza como abanderados, descontroló este viernes con saltos y cantos su ingreso a la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, distinta pero emotiva luego de la incertidumbre sobre su realización.

En un estadio Nacional que apenas contó con un millar de personas presentes en las tribunas, una reducida delegación albiceleste decidió romper los protocolos y se puso a saltar apenas pisó el corredor.

"Ooohh, argentino, es un sentimiento, no puedo parar", resonó fuertemente en cada uno de los rincones del estadio por los gritos de los deportistas, muchos de los cuales no pudieron estar porque deben competir en las próximas horas.

Otros, además, ni siquiera pudieron ingresar aún a la Villa Olímpica, ya que los nuevos protocolos determinan que pueden hacerlo cinco días antes de su competencia.

Fue tal el "pogo" de los albiceleste que la cuenta oficial de los Juegos Olímpicos de Tokio reflejó el momento con un ocurrente tuit.

"Cálmate, Argentina. Es broma, ¡estamos tan emocionados como tú!", tuiteó sobre el momento de los saltos, abrazo y cantos en pleno estadio Nacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico