La familia Maldonado pide que Otranto sea separado de la causa por adoptar una postura a favor de Gendarmería

La familia Maldonado ratificó ayer ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia su pedido de que el juez federal de Esquel, Guido Otranto, sea apartado de la búsqueda de Santiago. A través de Sergio, hermano del artesano desaparecido, la querella cuestionó la parcialidad del magistrado y su postura en defensa de Gendarmería. Verónica Heredia, abogada de la familia, manifestó que el juez había autorizado un campamento de espionaje en la comunidad mapuche de Leleque y que luego se negó a allanarlo. Mientras, el Centro de Estudios Legales y Sociales planteó que el juez federal es funcional a la fuerza de seguridad sospechada y que no acepta la hipótesis de desaparición forzada. El fiscal federal Norberto Bellver adhirió al apartamiento del juez.

En la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, la familia de Santiago Maldonado y la Fiscalía federal presentaron ayer sus fundamentos sobre la recusación del juez federal de Esquel, Guido Otranto, planteada por la familia del joven artesano y rechazada por el magistrado. También brindó su testimonio el coordinador del Area de Litigio y Defensa Legal del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Federico Efrón.
Durante la audiencia, el presidente de la Cámara, Javier Leal de Ibarra, junto a los jueces Aldo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman, explicaron que una vez escuchadas las partes se tomarán 48 horas para brindar un veredicto que será inapelable.
La primera en tomar la palabra fue la representante legal de la familia Maldonado, Verónica Heredia, quien aseguró: "no es la primera vez que recurro a este tribunal por un caso de desaparición forzada", haciendo referencia a la causa de Iván Torres.
Asimismo, la abogada recordó que Santiago es víctima de desaparición forzada luego del ingreso de forma violenta e ilegítima de diferentes escuadrones de Gendarmería Nacional a la comunidad mapuche de Cushamen durante el 1 de agosto, hace 52 días. "Ese ingreso fue con disparos de armas con balas de gomas y también de 9 milímetros con la consigna de atrapar a alguien", sostuvo.
La letrada manifestó que durante el operativo de represión los gendarmes atraparon al joven artesano, lo golpearon y lo subieron a un móvil. Desde ese momento no se sabe qué paso con él.
En este marco Heredia responsabilizó a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich; al jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun; y al presidente Mauricio Macri por negar la detención de Santiago y ocultar información. Sostuvo que nada de lo surja de las resoluciones de Otranto permitirá encontrar una solución a la causa.

"DEJO QUE LOS
GENDARMES SE
FUERAN A SUS CASAS"
Asimismo, la abogada de la familia Maldonado detalló que el juez tomó conocimiento de la desaparición de Santiago el 2 de agosto y convocó a una audiencia de habeas corpus dos días tarde, donde se presentó el jefe del Escuadrón 35 de Gendarmería, Fabián Méndez, quien había estado a cargo del operativo en el que desapareció el joven oriundo de 25 de Mayo y que reside en El Bolsón.
"En esa audiencia, el comandante Méndez le dijo: 'mire señor Otranto, yo lo único que hice fue seguir la orden que usted emitió'. Lo que deja en claro que todos los hechos que sucedieron fueron producto de la orden del juez".
Heredia también manifestó que el magistrado en vez de indagar sobre lo que hicieron Méndez y sus subordinados dejó que se "fueran a sus casas" y estableció que los móviles que habían sido utilizados durante el operativo quedaran a resguardo de la fuerza nacional. En consecuencia, la letrada consideró que era obvio que las pericias de los rodados tomadas el 10 de agosto iban a dar negativas.

NO acepta REPREGUNTAs
Otro de los argumentos que expuso la representante legal de la familia Maldonado para pedir el apartamiento de Otranto, es que en la audiencia celebrada el 16 de agosto en el Juzgado Federal de Esquel el magistrado no permitió que ella pudiera repreguntarle a un gendarme qué habría pasado después de detener a una persona en un operativo de represión.
"Si hubieran detenido a alguien, ¿qué hubieran hecho?", preguntó Heredia por lo que el agente respondió: "hubiéramos esperado la orden judicial y lo hubiéramos llevado al escuadrón".
Según Heredia, ella quería seguir preguntando adónde hubieran llevado a un posible detenido después del escuadrón, pero el juez se opuso a que se hiciera la pregunta. "Otranto no quiere escuchar la posibilidad de que Santiago está en manos de Gendarmería. Es imposible que a 51 días podamos llegar a él, si una y otra vez insiste en ir a buscar donde sabe que no está y vive criminalizando a la comunidad mapuche", subrayó.
Asimismo, la letrada aseveró que durante el operativo del último lunes en Cushamen y Vuelta del Río en busca de evidencias el magistrado dispuso que por considerarlo peligroso mantuvieran maniatado durante doce horas con las manos hacia atrás a Matías Santana, el mapuche que días antes declaró en el Juzgado Federal que habían visto cómo los gendarmes subieron a Santiago a un unimog.

"LA FAMILIA YA NO VIVE"
"Todos los días estamos esperando para ver qué inventa para no hacer lo que tiene que hacer. La familia ya no vive. Estela, la madre de Santiago, no entiende qué pasa. 'Quique', el papá, llora todas las noches. Germán, el hermano, se la pasa mirando fotografías en internet para ver si encuentra algo. La sociedad está aterrorizada si una persona puede desaparecer en manos de la fuerza de seguridad", consideró Heredia.
"Por eso nosotros entendemos que de manera imperiosa e inmediata el juez Otranto sea apartado de la causa de desaparición forzada, sino también del habeas corpus porque quedó claro que no quiere asumir que Gendarmería sea partícipe. Es de forma urgente que se haga lugar a la recusación y que se disponga un nuevo juez que tome la investigación de la desaparición forzada de Santiago", subrayó la abogada de la familia Maldonado.
Mientras, el fiscal federal Norberto Bellver manifestó en rueda de prensa que "las pruebas son contundentes: el juez ha prejuzgado y hay que apartarlo".
El fiscal también consideró que al tratarse "de una cuestión que está en el sentimiento de todo el mundo, todos estamos pendientes del caso".
A partir de la audiencia, la Cámara de Apelaciones contará con 48 horas hábiles para brindar un veredicto, por lo que entre hoy y el lunes se dará a conocer la resolución. En caso de que Otranto sea separado de su cargo, la causa recaerá en alguno de los dos jueces federales de Rawson: Hugo Sastre o Guillermo Lleral.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico