La insólita declaración del gobernador de Salta sobre los inundados

El gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey habló a una semana de la crecida del río Pilcomayo y dejó una insólita y repudiable reflexión que espetó sin inmutarse, acerca de los inundados y sus carencias.

A una semana de crecida del río Pilcomayo, el nivel del agua empezó a bajar, según informó el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, quien además dijo que le pidió ayuda al presidente Mauricio Macri “para el día después” porque “la parte más difícil va a empezar ahora”.

En una entrevista para el canal TN, el mandatario salteño explicó cuál es la situación en el norte provincial ante las inundaciones provocadas por el desborde del Pilcomayo. “El pico histórico del río en muchos años fue de 5,80 metros y ahora llegó a 7,30 metros; no había ninguna manera de pararlo”, aseguró, a la vez que informó que este desborde afectó a más de 10.000 personas.

Según detalló, el agua que llegó a las comunidades tardará mucho tiempo en escurrir, por lo que se necesitará la ayuda no solo del Gobierno Nacional. “Hemos podido sortear esta situación. Pero vamos a necesitar de todos los argentinos no solo del Presidente”, manifestó, luego de asegurar que dialogó en varias oportunidades con Macri ante las inundaciones en el norte.

Pero lo más insólito llegó cuando, con cara adusta y sin inmutares espetó sobre la situación que viven los más humildes que se vieron afectados por la inundación: “es paradójico ver que perdieron todo y a la vez no perdieron casi nada, porque no tenían casi nada”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico