La Jornada sobre Trata de Personas abordó la asistencia a la víctima

Se desarrollaron ayer las Jornadas sobre Trata de Personas, organizadas por la Fiscalía General del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia y donde expusieron los integrantes de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas, Marcos Parera y Malena Nisman. Esta capacitación representó un lugar oportuno para que policías, operadores y asistentes consultaran sobre métodos de investigación, formas de entrevistas y abordaje. "Las jornadas tuvieron una participación muy activa de los asistentes que aprovecharon para sacarse las dudas en relación a los lineamientos de la Ley de Trata", destacó el fiscal Teodoro Nürnberg.

En la Argentina no hay un registro oficial de personas desaparecidas. Sin embargo un relevamiento de cadáveres N.N. desde 1983 arroja un resultado escalofriante: 6.033 cuerpos hallado y sin identificar. El 50 por ciento son de mujeres.

“En el sistema prostibulario cuando una mujer es violentada su cuerpo no va a aparecer en la calle”, dimensionó Marcos Parera, integrante de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex).

Parera ayer estuvo presente en el auditorio del Centro Cultural junto a Malena Nisman, también integrante de la Protex. Sus presentaciones contaron como moderador con el organizador de las jornadas, el fiscal general ante el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, Teodoro Nürnberg.

Parera dio cuenta con ese ejemplo de mujeres enterradas como N.N. y de la gran cantidad de cuerpos femeninos que han sido hallados mutilados, carbonizados y enterrados. Son de algún modo la manera en que las sociedades machistas se apropian del cuerpo de la mujer sin vida. Una apropiación que va desde un pase en la prostitución que es solicitado por un “cliente-prostituyente” a la violencia ejercida hasta la desaparición del cuerpo y hasta un enterramiento en el patio de una vivienda.

Parera y Nisman expusieron sobre las investigaciones que desarrollaron a través de la Protex, órgano dependiente de la Procuración General de la Nación y analizaron diferentes conceptos sobre la prostitución, que parte de ser “naturalizada” hasta convertir a la mujer en “una moneda de cambio” dentro de la práctica de la dominación.

“Bajaron los índices de trata, pero no de consumo y se han generado circuitos negros”, advirtieron los expositores. Ellos mismos dieron cuenta de los diferentes desafíos que se plantean en el campo de la investigación cuando deben asistir a las víctimas de Trata de Personas como en la prostitución, un campo de acción en el que bajo la explotación sexual de la mujer “hay alguien que siempre se beneficia”.

Malena Nisman describió la manera en la que funcionan los pases, la cosificación de la mujer para “satisfacer el deseo sexual del hombre”. Nisman dejó en claro: “no podemos ver la explotación sexual aislada” y para ello explicó las maneras en la que los tratantes tienen en cuenta las necesidades y problemas económicos, sociales, familiares de las víctimas que luego insertarán a la prostitución, incluso hasta utilizando engaños, como el enamoramiento.

“SIN CLIENTES,

NO HAY TRATA”

Las consultas de los asistentes, entre ellos policías de la Provincia del Chubut, operadores del fuero federal, fiscales del Ministerio Público Fiscal y hasta de ciudadanos de Comodoro Rivadavia, permitió a los expositores aclarar conceptos como “sin clientes, no hay trata”, mencionar un proyecto de Ley que busca penar a clientes de Trata, y aclarar el concepto de “trabajo” en la prostitución, muy lejos de las prácticas legitimas encuadradas bajo los derechos humanos.

Nisman resaltó que muchas veces las víctimas de trata, luego de un allanamiento, no serán “colaborativas” como muchos operadores judiciales esperan, porque en ellas domina el miedo, y condiciones psicológicas a las que el tratante las ha ido sometiendo durante el sometimiento como la capacidad “superpoderosa” de él para establecer contactos y su fuerza. “La víctima de trata no tiene una red”, planteó Nisman.

“El sistema le vuelve a exigir a la víctima, testimonios detallados, que cargue acciones contra esos tratantes, vuelve a recargar sobre la víctima ‘no calaborativa’. Es responsabilidad del Estado”, argumentó Nisman, quien dio cuenta de la falta de políticas de asistencia a las víctimas, como la reconfiguración subjetiva y económica para esas mujeres sometidas que después del proceso judicial quedan sin recursos para volver a caer en las redes.

Al finalizar las jornadas, Nürnberg le comentó a El Patagónico: “el resultado es altamente positivo. Las jornadas tuvieron una alta concurrencia de personas, y una participación muy activa de los asistentes que aprovecharon para sacarse dudas en relación a los lineamientos de la Ley de trata a las modificaciones que sufrió la misma”.

“Se trató también cuestiones de investigación, fue una capacitación muy precisa, muy organizada, muy clara, conceptos que se impartieron que fueron muy enriquecedores para nuestra tarea, así que esperamos que se repita nuevamente y creemos que todos los operadores del sistema se llevaron un conocimiento muy preciso y muy profundo de los alcances de la ley y las posibilidades de investigación”, analizó el fiscal general.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico