La marejada también socavó la costanera de Caleta Olivia

Las adversas condiciones meteorológicas que afectan a una amplia franja de la Patagonia Central siguen causando serios inconvenientes en Caleta Olivia. A las persistentes lluvias que se reanudaron a partir del domingo, se sumó una marejada que socavó una amplia franja del terraplén costero, desmoronando un tramo de vereda del paseo. La Ruta 3 volvió a sufrir otro corte preventivo y en las calles de tierra de barrios periféricos se formaron profundas zanjas.

Caleta Olivia (agencia

La suspensión de clases en todas las escuelas públicas, la obstrucción de redes cloacales troncales, vecinos imposibilitados de transitar por zona de chacras, casas parcialmente inundadas por lodo y agua, además de vehículos que cayeron en sinuosas y peligrosas grietas en calles de tierra, fueron una parte de los problemas que generaron las condiciones climáticas inusuales para esta época del año.
El mar de fondo y la sudestada, combinados con el diluvio en tierra, conspiraron para  que se produjera el desmoronamiento de un sector de la costanera local sobre la avenida Néstor Kirchner, más precisamente detrás del Complejo Deportivo Municipal “Ingeniero Knudsen”.
Las grandes olas carcomieron el terraplén de casi siete metros de altura que  finalmente en la madrugada de ayer hicieron ceder un tramo de la vereda del paseo costero, justo en el sitio donde desemboca un canal de efluentes.
En rigor, la marejada “peinó” varios kilómetros de la costa e incluso volvió a llevarse varias toneladas de material de relleno que se había arrojado en el acceso norte para evitar que se desmorone la Ruta 3, como ocurrió hace pocos años, lo que obligó a construir una traza paralela.
El fuerte oleaje también volvió a preocupar a vecinos que residen en la zona alta del barrio Mar del Plata, cerca de la playa de tanques de Termap, ya que en la línea de rompiente se ensancharon las cavernas formadas por la erosión marina de varios años.

OTRO CORTE EN RUTA 3
En las ultimas horas del lunes, la Dirección Municipal de Protección Civil tuvo que realizar un nuevo corte de la Ruta 3 por el desmoronamiento de lodo desde un cerro, a unos tres kilómetros de la zona urbana, al tiempo que también se detuvo el tránsito de vehículos que provenían desde Comodoro, ya que en la zona de la “viborita” próxima a La Lobería se acusaron desprendimientos de barro.
Ayer por la tarde la Dirección de Tránsito dispuso un operativo de prevención al cual fueron afectados jóvenes que hasta hace poco tiempo pertenecían a grupos de desocupados, exigiendo a los automovilistas el uso del cinturón de seguridad y de luces bajas, alertándolos al mismo tiempo del estado de la ruta.

CON ZANJAS Y SIN AGUA
Además de los barrios 1° de Mayo, 3 de Febrero, Miramar, Mirador y Zona de Chacras, el Rotary 23 fue el más perjudicado por el temporal, teniendo en cuenta que sus accesos son de tierra debido a la demorada construcción de la Avenida de Circunvalación.
Allí un equipo periodístico de Diario Patagónico pudo constatar que en calles con pendientes se formaron numerosas y profundas zanjas (algunas de más de medio metro) que se constituyeron en verdaderas trampas para automovilistas al estar cubiertas por torrentes de agua.
Como hecho irónico, un sector de viviendas ubicado en la prolongación de la Avenida Tierra del Fuego quedó desabastecido de agua, ya que una máquina vial rompió un tubería troncal. La misma había sido enviada para despejar un gran lodazal que ponía en riesgo a varias viviendas.

DILUVIO DE VERANO
Se estima que entre el domingo y la tarde de ayer cayeron más de 40 milímetros en esta ciudad, algo inusual para esta época del año y las predicciones meteorológicas indican que el mal tiempo continuará al menos hasta el viernes.
En tanto, el titular de la Dirección de Protección Civil Zona XI, Miguel Galán, comentó a Diario Patagónico que entre el lunes y ayer debieron atenderse más de 60 requerimientos de vecinos, predominando pedidos de rescate de vehículos atrapados por el barro en zona de chacras y de familias a las que se les inundó la vivienda.
Galán destacó la ayuda de personal de Secretaría de Servicios, Tránsito, Bomberos, policías de la Unidad Regional, empresas particulares y de las distintas comisarías, así como de los voluntarios y de maquinarias que facilitó la Municipalidad de Comodoro Rivadavia y el organismo de Defensa Civil de esa ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico