La policía desactivó otra fiesta clandestina en Río Gallegos

El operativo fue ejecutado en la madrugada del domingo por efectivos de la Comisaria Séptima, del Comando Radioeléctrico y de la División Infantería, quienes procedieron a demorar cerca de cincuenta jóvenes de ambos sexos.

La fiesta clandestina fue ubicada en la manzana 73 del barrio San Benito y fue denunciada por vecinos que alertaron telefónicamente a la guardia del Comando Radioeléctrico sobre la presencia de numerosos concurrentes a una casona en la cual se escuchaba música a alto volumen.

El oficial a cargo del operativo se entrevistó en la puerta con propietario del inmueble, un joven de 26 años, informándole que se estaba infringiendo lo estipulado en el DNU 287/21 y el Decreto Provincial 789/21 que establecen la prohibición de este tipo de reuniones masivas en el contexto de la pandemia del COVID19.

En principio, el dueño se negó a egresar de la vivienda, por lo cual se puso en conocimiento de esa instancia a la secretaria de turno del Juzgado Federal, quien dispuso que se lo identifique y también que se notifique al resto de los ocupantes.

Finalmente el propietario y el resto de las personas accedieron a dar cumplimiento a la orden judicial y salieron de la casa pero un individuo de 21 años se tornó agresivo y arremetió contra los policías, aplicando golpes de puño y patadas que fueron frenadas por los escudos, tras lo cual fue reducido y trasladado a la Comisaría Séptima.

Finalmente se procedió a notificar a 48 personas de entre 19 y 30 años, 23 de ellas femeninas y restantes masculinos domiciliados en varios puntos de la ciudad y ninguno en las adyacencias del Barrio San Benito.

En tanto, el propietario fue conducido a la misma dependencia y se retiró luego de fijar un domicilio legal para quedar a disposición de la justicia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico