La policía desalojó a manifestantes que bloqueaban dirección hospitalaria

Momentos de tensión se registraron a hora temprana de ayer cuando una comisión policial se hizo presente en la planta alta del Hospital Zonal de Caleta Olivia. Los uniformados desalojaron a un grupo de empleados de la salud afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado que iniciaban por tercer día consecutivo el bloqueo a las oficinas de la dirección del nosocomio, debido al descuento de un monto adicional que perciben mensualmente por el arancelamiento de consultas y prestaciones a obras sociales.

Caleta Olivia (agencia)

El episodio que se registró alrededor de las 8 no derivó en incidentes ya que a esa hora solo habían llegado no más de diez manifestantes, en su mayoría mujeres, quienes optaron por no oponer resistencia cuando los policías, que no serían más de cinco, les retiraron las banderas del gremio y las conminaron a retirarse de ese lugar de manera imperativa.

Poco más tarde, con la llegada de otros trabajadores, hubo una breve reunión y todos decidieron quedarse en la planta baja, precisamente en un pasillo que llevar a varias oficinas administrativas, entre ellas la de Arancelamiento, la cual fue objeto del nuevo bloqueo.

En ese lugar, el secretario general de la filial local de ATE, Carlos Garzón comentó: “tuvimos un episodio lamentable, ya que efectivos policiales llamados desde la Dirección del Hospital vinieron a arrancar nuestras banderas y afiches lo que generó un episodio bastante complicado”.

“Quisieron provocarnos para después tildarnos de violentos –añadió-, por lo cual decimos que ésta fue una cobarde y repudiable actitud de la Dirección que, en lugar de resolver los problemas en una mesa de diálogo, manda a la policía para generar violencia”.

Al mismo tiempo aseguró: “nosotros estamos llevando adelante medidas de acción directa en áreas administrativas y financieras, pero no afectamos la atención de pacientes e incluso están garantizadas las guardias mínimas”.

Finalmente advirtió: “si no se resuelve el problema generado por el descuento de los arancelamientos, el paro va a seguir y a partir del lunes el Hospital se va a convertir en una verdadera trinchera porque no están escuchando el reclamo de los trabajadores”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico