Ladrones desmantelan equipos informáticos de estudio contable

Un estudio jurídico contable ubicado en la calle José Hernández 1.432 de esta ciudad, distante a menos de cinco cuadras del microcentro y propiedad de Silvio Blanch, fue objeto de un cuantioso robo en la madrugada del domingo.

Caleta Olivia (ACO)

Se presume que los autores del hecho, que al menos serían dos, utilizaron una camioneta para llevarse cinco monitores, dos impresoras multifunción y una fotocopiadora de grandes dimensiones, además de un Smart TV de 55 pulgadas e incluso una bicicleta mountain bike de color amarillo y un anafe eléctrico, todo ello valuado en algo más de 120 mil pesos.

La firma comercial funciona en un edificio de dos plantas y en la superior residen los integrantes de la familia Blanch que se habían ido a dormir alrededor de las 3 de la madrugada. Ellos recién se dieron cuenta del robo en horas del mediodía cuando descendieron para dirigirse a la casa de unos amigos que los habían invitado a almorzar.

El propio Blanch dijo ayer a El Patagónico que no escucharon ruidos y que los desconocidos ingresaron por una de las puertas vidriadas que dan sobre la calle José Hernández, a la cual forzaron con una barreta u otro elemento contundente.

Hace tres años habían sido víctimas de otro robo, pero en esa ocasión los ladrones ingresaron por los fondos y solamente se alzaron con elementos de poco valor.

NADIE VIO NADA

La firma se denomina “Bureau estudio jurídico contable Silvio Blanch” y ningún vecino de las inmediaciones notó algo extraño a pesar de que a los delincuentes tiene haberles llevado por lo menos 30 minutos desarmar y cargar todos los elementos, previo bajar la llave del interruptor de energía de la planta baja.

El propietario dijo que los patrulleros policiales pasan regularmente por el lugar, pero no percibieron nada y que lamentablemente una cámara de video estaba fuera de funcionamiento, en tanto que otra no grababa, aunque no abonó la hipótesis de que los desconocidos tuvieran conocimiento de ello.

Personal policial de la División Criminalística buscó rastros que pudieran dar indicios de los autores del hecho cuya investigación está a cargo de la Comisaría Seccional Segunda.

Hasta avanzada la tarde de ayer no se tenía conocimiento de posibles sospechosos, en tanto que los damnificados solicitaron a la comunidad a través de redes sociales y medios informativos que se comunique a la brevedad cualquier ofrecimiento en venta de los elementos antes mencionados.

Al ser consultado sobre personas extrañas que hayan ingresado últimamente a esas oficinas, Blanch recordó que días atrás lo hizo un individuo de unos 35 años con acento de provincia norteña quien dijo ser vendedor ambulante y ofrecía bolsas de residuos, e incluso pidió ingresar al baño y se lo permitieron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico