Laila Nuñez fue trasladada finalmente a la Unidad Penitenciaria 13 de La Pampa

Laila Núñez, una de las cinco mujeres que fue víctima del incendio del pabellón femenino ocurrido el 23 de agosto en la Alcaidía Policial, finalmente fue trasladada a la Unidad Penitenciaria 13 de Santa Rosa, La Pampa. Ante el nuevo pedido de prisión domiciliaria por parte de su defensa, el Tribunal explicó que sus tres hijos menores no se encuentran desatendidos por contar con entorno familiar y que si su hijo de un año requiere de atención materna exclusiva, la puede recibir en la penitenciaría.

Laila Núñez, una de las cinco detenidas en el pabellón femenino de la Alcaidía Policial que fue internada a causa de las lesiones en las vías respiratorias que le ocasionó el humo del incendio del 23 de agosto pasado, había presentado un "habeas corpus" detallándole al Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia su experiencia traumática, reclamando acceder al beneficio del arresto domiciliario, tal como ocurrió con sus cuatro compañeras de desgracia: Nahir Quinteros, Jessica Aguilera, Yuliana Uribe y Gisella Pérez.
Núñez contó que tomaba mate con Quinteros, Aguilera y Uribe cuando se desató el fuego y debió buscar oxígeno en el baño, lugar en el que quedaron desvanecidas.
Tal como informó en exclusiva El Patagónico en su edición del domingo, Núñez resaltó en su presentación que no puede estar junto a sus tres hijos de corta edad desde febrero pasado ya que se encuentra detenida y el padre de uno de los niños no puede trabajar para ocuparse de su resguardo.
Sin embargo, en el informe socioambiental se daba cuenta de que en la atención de los niños ayudan también familiares de ella.
Lo cierto es que el Tribunal Oral Federal no hizo lugar al recurso por no haber en él alguna irregularidad ilegal de las autoridades policiales que están a cargo de su cuidado, pero sí ordenó el traslado a un establecimiento federal acorde a su situación procesal y sanitaria.
Es que la mujer había dado cuenta de que estaba alojada en un lugar de aislamiento, sin beneficios de radio, ni TV, luz natural y sin ventilación, por lo que el jueves se la trasladó al Servicio Penitenciario Federal N° 13 de Santa Rosa, La Pampa.
Ante esta decisión la Defensa de Núñez, que es investigada por una infracción a la Ley de estupefacientes 23.737, solicitó nuevamente ante el Tribunal Oral Federal la prisión domiciliaria en su vivienda del Stella Maris, ya que cursa un tratamiento de dolencia física y es madre de un niño menor de edad a 5 años. Pero los jueces Enrique Guanziroli y Nora Cabrera de Monella, con la secretaría de Laura Nardelli, no hicieron lugar al pedido.
Es que en el informe del Servicio Social del Ministerio de la Defensa Pública del Chubut se detalla la influencia positiva del hombre que cuida de los niños y de los familiares, y que la situación del módulo habitacional en el que residen en el Stella Maris es "precaria", no protegiendo adecuadamente de las inclemencias climáticas, ni teniendo acceso a los servicios, y puede ser un catalizador de enfermedades bronquiales crónicas.
Como antecedente negativo en su conducta, la Fiscalía recordó que Núñez obtuvo el beneficio de prisión domiciliaria el 13 de enero y que el 24 de febrero, ya procesada en la causa, fue detenida fuera de su domicilio en horas de la madrugada arrojando piedras al domicilio que provocaron lesiones a una vecina.
El Tribunal, entonces, ponderó la especial necesidad de Núñez de encontrarse en un lugar que la contuviera tanto física como psicológicamente, contando con las condiciones edilicias aptas y con los controles médicos y el acompañamiento adecuado para que se restablezca su salud, teniendo en cuenta el informe que indica que el módulo habitacional en el que su familia reside no garantiza que ello se produzca.

NO HAY DESAMPARO
En tanto, frente a la afectación que produjo la prisión en sus hijos menores y a lo reflejado por la asistente social en su informe, el Tribunal falló que "no corresponde conceder la prisión domiciliaria a una detenida madre de hijos menores si no se advierte que los mismos se hallen en situación de desamparo ni de inseguridad material y o moral", tal como marca la jurisprudencia al respecto.
"No escapa a este Tribunal la preocupación por su madre que en ellos debe manifestarse, pero eso es ajeno a la generalidad de los familiares de los penados" ya que los menores no se encuentran desatendidos gracias al entorno familiar.
En cuanto a la atención materna exclusiva para el niño de 1 año, el Tribunal entiende que Núñez podría brindársela en el establecimiento federal donde actualmente se encuentra; es decir que podría vivir tras las rejas junto a su madre, lo cual contempla la ley para menores hasta 5 años de edad.
Los jueces también libraron oficio para que la Oficina del Servicio Social de la Defensa Pública del Chubut continúe con su intervención en la familia de Núñez y el padre que está al cuidado de los niños.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico