Larreta no cumple el fallo y las escuelas abren sus puertas

El Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta desconoció el fallo del juez en lo Contencioso Administrativo Federal Esteban Furnari que suspende la presencialidad y ratificó el mantenimiento de la asistencia a las aulas.

La Justicia federal ordenó al Gobierno porteño suspender las clases presenciales hasta que la Corte Suprema resuelva el litigio por el funcionamiento del sistema educativo capitalino en la pandemia, pero la administración de Horacio Rodríguez Larreta desconoció el fallo y ratificó el mantenimiento de la asistencia a las aulas.

Escenario. El ciclo lectivo 2021 arrancó con una apuesta de Nación y provincias a una “presencialidad cuidada”. Pero la segunda ola erosionó la agenda y derivó en judicializaciones y reclamos de gremios docentes.

Desde las 7.30 la mayoría de los jardines de infantes, los colegios primarios y secundarios públicos y privados abrieron sus puertas.

En su fallo, el juez en lo Contencioso Administrativo Federal Esteban Furnari declaró la incompetencia de la Justicia porteña en el expediente abierto por el tema de las clases presenciales o virtuales. La prohibición del dictado de clases presenciales fue ordenada para las 2.359 escuelas, que abarcan un total estimado de 600.000 alumnos menores de 18 años de la escuela obligatoria.

Así, envió la causa a la Corte Suprema, lo cual dejó sin efecto la medida cautelar planteada por padres y madres de alumnos contra el DNU del Gobierno nacional y a favor de la presencialidad en las aulas, que había sido avalada por la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteña, ratificaron fuentes judiciales.

A última hora del martes, y después de una reunión de urgencia, el Gobierno porteño dijo que "hasta que la Corte Suprema de Justicia de la Nación se expida, las escuelas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires continúan con clases presenciales".

En este marco, los gremios docentes UTE y Ademys decidieron continuar este miércoles con el paro de actividades en la ciudad de Buenos Aires para rechazar la decisión del Gobierno porteño de retomar la presencialidad en las escuelas pese al decreto presidencial que suspendió esa modalidad por 15 días en virtud de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus.

En ese marco, UTE, el más gran de los gremios docentes porteños, destacó que "la salud y la vida son prioridad". Por su parte, el gremio de la docencia privada, Sadop, resolvió mantener el dictado de clases virtual, resumió Ámbito.com

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico