Las claves de Francia, el próximo rival de Argentina

La selección que dirige Didier Deschamps es una de las candidatas para ganar la Copa del Mundo y el sábado, desde las 11:00, será el rival de Argentina en octavos. Su táctica, las figuras, todo lo que hay que saber de nuestro rival.

La agónica clasificación de la Selección Argentina en el segundo puesto del Grupo D cambió todos los planes previos y ahora el rival será la Selección de Francia el próximo sábado a las 11:00 de la mañana en la ciudad de Kazan.

Francia es una de las selecciones más jóvenes de la Copa del Mundo con un promedio de edad de 25,6 años lo que contrasta notoriamente con la Selección Argentina que con 29 años es la segunda selección más grande de la Copa. La gran figura del equipo que llegó a los octavos de final con dos triunfos y un empate es Antoine Griezmann.

El jugador del Atlético Madrid es la gran esperanza de “Les Blues” y llega después de haber tenido una gran temporada y una Eliminatoria excepcional en la que fue el goleador y el mayor asistidor de su equipo.

El Principito, tal es su apodo, quiere a los 27 años tener su gran Mundial y es la carta de su Selección. “Griezmann aún no ha alcanzado su techo. Es nuestro líder en el ataque”, avisa su técnico en la selección, Didier Deschamps.

Pero la Selección Francesa sostiene su cartel de candidato también gracias a un puñado de jugadores talentosos. Paul Pogba, el volante del Manchester United, es otro de los jugadores a tener en cuenta.

Con 1,91 de altura, es uno de los volantes con mayor ida y vuelta del mundo. Junto a él la figura de Kylian Mbappe, el joven talentoso de apenas 19 años del PSG, Matuidi, el volante de la Juve que que aporta experiencia, arman un medio campo con dinámica que es el generador de fútbol de Francia.

Adelante quienes llegan para acompañar a la figura del Atlético son la figura del Chelsea inglés, Olivier Giroud, quien con su 1,92 es uno de los delanteros más difíciles de controlar. Dembelé, el joven del Barcelona, es el recambio que le da a Francia velocidad y la transforman en una de las selecciones candidatas.

Didier Deschamps es el entrenador de Francia y fue el capitán de la selección campeona del mundo en 1998 junto a Blanc y Zidane. La principal virtud que le dio a la Selección es la de contar con grandes variantes tácticas. Los 'bleus' pueden optar por un 4-4-2 o por un 4-2-3-1, así como una táctica ofensiva con un 4-3-3. Deschamps llegó a su cargo en 2012 y acaba de renovar hasta 2020, pese a que todavía no ha conseguido ningún título de los disputados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico