Las ventas minoristas continúan bajando

Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), de 19 rubros relevados, 18 descendieron en la comparación anual y uno se mantuvo sin cambios.

Las ventas minoristas de los comercios pymes finalizaron marzo con una caída de 2 por ciento frente a igual mes del año pasado, medidas a precios constantes, y acumulan una baja anual de 1,5 por ciento en los primeros tres meses del año, de acuerdo con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

“A pesar que se sintió más presencia de consumidores en la calle que en febrero, el despacho fue insuficiente por la falta de efectivo y el mayor cuidado del ingreso en la economía familiar. Los movimientos constantes en el tipo de cambio tampoco ayudaron porque sumaron incertidumbre”, indicó CAME.

De 19 rubros relevados, 18 descendieron en la comparación anual y uno se mantuvo sin cambios (Alimentos y bebidas). El mayor impacto se sintió en textil y blanco (-4,5 por ciento), joyerías y relojerías (-4,4), marroquinería (-3,8), electrodomésticos y electrónicos (-3) y textil e indumentaria (-2,8 por ciento)

En textiles y blanco las ventas acumulan un retroceso de 3,4 por ciento en lo que va del año. En este rubro el 31 por ciento de los locales se movió con subas anuales. Fue uno de los sectores donde se observaron liquidaciones y descuentos para activar operaciones. No ayudó la suba del dólar, porque el mercado de blanquería se está agilizando con mucho producto importado últimamente y los precios se vieron afectados.

Un rubro donde el derrumbe fue casi generalizado fue ‘Joyería y relojería’, no sólo porque los despachos bajaron 4,4 por ciento contra marzo del año pasado, sino porque sólo 9,1 por ciento de los negocios declararon subas anuales en sus operaciones del mes. Perjudicó a este sector el comercio informal, y que en un contexto de pérdida de poder adquisitivo suele ser relegado por las familias para acceder a otros consumos más urgentes.

En ‘Electrodomésticos y artículos electrónicos’, las ventas a precios constantes bajaron 3 por ciento frente al mismo mes del año pasado, revirtiendo la suba de febrero. En lo que va de la temporada este ramo acumula un declive de 0,7 por ciento anual. No ayudó en marzo la baja disponibilidad de crédito en las tarjetas, donde muchas se vieron saturadas, ni la incertidumbre cambiaria, ya que es un rubro muy sensible a esas dos variables.

“Se espera igualmente que repunte con fuerza en estos tres meses que vienen ya que el mundial estimula mucho la salida de televisores, que generan efecto rebote en otros productos”, remarcó el informe.

En ‘Indumentaria’, las operaciones (siempre a precios constantes) siguen golpeadas. Volvieron a caer 2,8 por ciento interanual en marzo y suman una retracción de 2,3 por ciento en 2018. Es fuerte el desmoronamiento porque se compara contra un mes de muy baja venta como fue el marzo anterior.

Los negocios que no lanzaron liquidaciones o promociones, se movieron poco, excepto que sean de nicho o apunten a un poder adquisitivo muy alto. En marzo, solo el 34,9% de los locales pymes de indumentaria declararon aumentos anuales, y en cambio, casi el 50 por ciento descendió. El resto se mantuvo sin cambios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico