Le secuestraron el auto para que deje de acosar a su exmujer

La Policía secuestró el vehículo Chevrolet Corsa de un hombre acusado de violencia de género, que usaba el coche para perseguir y amenazar a su expareja en Rawson.

Lo ordenó el juez de Familia Martín Alesi. También se le retiró su carnet de conducir. La Dirección de Tránsito de la Municipalidad deberá suspender la vigencia de esa licencia.

Según informó Diario Jornada, las medidas seguirán hasta que "L" complete el taller para el abordaje y tratamiento de la violencia que brinda el Servicio de Protección de Derechos, y demuestre “obediencia ejemplar” a las medidas cautelares dictadas para proteger a la mujer "N".

El fallo destaca la necesidad de “medidas judiciales urgentes” para cortar con la situación de maltrato y garantizar a la mujer su derecho a una vida libre de violencia. “Quedó sumariamente comprobado el proceso de violencia física y psicológica cometido por "L" en perjuicio de su expareja, "N", que incluye un persistente quebrantamiento de las medidas cautelares para preservar su integridad personal”.

En enero de este año, los certificados médicos revelaron múltiples contusiones producidas por golpes de puño. Alesi prohibió el acercamiento de"L" al domicilio de la mujer, a sus lugares de actividades habituales, estudio, trabajo y a cualquier otro en que ella se encuentre.

La denunciante, con patrocinio de la Defensa Pública, ratificó la denuncia formulada en la Comisaría de la Mujer. Como empleada municipal trabaja en la vía pública. Para protegerla, sus superiores dispusieron que siempre estuviera con ella un compañero de trabajo, además del patrullaje de los agentes de tránsito motorizados informados del caso. El Equipo Técnico Interdisciplinario concluyó que en el vínculo de pareja hubo “momentos críticos de tensión, de los que emergieron el maltrato físico y psicológico”.

En un segundo reclamo,"N" denunció nuevamente que L. iba habitualmente a su domicilio y la esperaba a la salida de la iglesia. El 14 de enero por la noche lo vio estacionado con su Chevrolet Corsa en la puerta de la casa. Lo mismo el día 17. La Policía lo detuvo por violar la prohibición. Se abrió una causa penal por desobediencia pero "L" quedó libre.

El 5 de febrero la mujer estaba en una zapatería y advirtió que el vehículo de "L" daba vueltas por el lugar, siguiéndola. Al salir del comercio se topó con él, que forcejeó para meterla al coche. No pudo pero le robó su cartera y huyó en el vehículo rumbo a la plaza Güemes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico