Le secuestraron la Hilux a su esposa por conducir ebria y él se la llevó del corralón 

Un grupo de personas que quería evitar la aprehensión del hombre arremetió a piedrazos contra la policía, pero terminó dañando la camioneta.  

Eran las 21.45 de este domingo cuando efectivos de la Seccional Tercera secuestraron una Toyota Hilux. El motivo fue que su conductora arrojó resultado positivo en el test de alcoholemia al ser interceptada en la intersección de Tobas y Charrúas del barrio José Fuchs. El vehículo fue depositado en el predio de la Comisaría Tercera donde permanecía por orden del Tribunal de Faltas N°2.

Hasta la comisaría acudió quien sería la pareja de la señora que ingirió bebidas alcohólicas antes de conducir, y se llevó la camioneta de manera ilegal a las 22.25, utilizando la copia de la llave que tenía en su poder.

Al tomar conocimiento del faltante de la camioneta en el predio de la dependencia policial, se alertó a los móviles que estaban de recorrido y divisaron el rodado en el barrio Stella Maris.

Como si la faltara algún ingrediente a la bizarra situación, lejos de desistir en su actitud delictiva el hombre comenzó a escapar por las calles del barrio y se inició una persecución.

La Policía lo alcanzó en calle Código 811 y aprehendió al sujeto que era el único ocupante del habitáculo. Pero en medio de la detención un grupo de jóvenes arremetió contra la Policía arrojando cantos rodados.

Por este motivo, debió intervenir personal de Infantería que logró disuadir a los revoltosos, que para colmo terminaron dañando la camioneta –que fue secuestrada dos veces en menos de una hora- en su luneta y el cristal del lado del conductor.

Fuente: El Comodorense

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico