Liberaron al marinero que alcoholizado y drogado produjo un accidente fatal

Con una postura diferente a lo solicitado por la fiscalía y la querella, el juez César Zaratiegui consideró que en esta etapa de la investigación se está por el momento ante un "homicidio culposo" y por tal motivo resolvió la libertad para Gabriel López, el marinero que con alcohol y cocaína en sangre provocó un accidente automovilístico con el saldo de una mujer muerta.

Los acusadores –el fiscal a cargo de la investigación y el querellante que representa a la familia de la víctima- habían postulado que lo ocurrido se tipifica en el “homicidio simple con dolo eventual” que prevé penas mayores por lo que, ante la posibilidad de que el imputado se fugue, habían pedido que al juez que López continúe detenido hasta la audiencia preliminar al juicio oral y público.

En la mañana de este viernes, se realizó la audiencia de revisión de la prisión preventiva en contra del marinero que hace un mes provocó el accidente en el acceso a Rawson por la ruta provincial 7, con ese saldo fatal. Las pericias exhibidas por la fiscalía demostraron que el marinero no solo había consumido más del doble de alcohol en sangre de lo permitido, sino que también había consumido cocaína.

De todas maneras el proceso y la investigación continúa y de acuerdo al avance y la incorporación de más pruebas, “la calificación legal puede variar”, tal como dejó abierta la puerta Zaratiegui en función de la prosecución de la causa que lleva adelante el fiscal general Osvaldo Heiber.

“El hecho fue grave y pudo haberse evitado”, dijo Heiber en alusión a la muerte de la enfermera Sandra Méndez, la víctima fatal del accidente, madre además de una pequeña niña de 8 años. Dio cuenta además de la novedad acerca de la pericia toxicológica realizada por el licenciado en bioquímica Germán Florio, del Equipo Técnico Multidisciplinario del Ministerio Público Fiscal del Chubut.

Anticipó que no obstante las pericias serán enviadas al Laboratorio Forense con que también cuenta la Procuración General en Comodoro Rivadavia, a fin de realizar una contraprueba.

Por su parte el querellante Romano Cominetti dijo que López “debió haber tenido en cuenta que había tomado dos sustancias que atentan contra la conducción responsable de un vehículo y entonces el accidente no se habría producido. Por eso consideramos importante los testimonios de dos testigo que en distintos lugares de la ruta en los minutos previos al accidente, tuvieron que esquivar la camioneta que conducía López”.

Finalmente concluyó en que el daño que produjo “es inconmensurable. Dejó sin madre a una niña de tan solo 8 años y a un esposo que hoy no vino a esta audiencia porque no está en condiciones de soportarla”.

López de 52 años de edad, es un marinero oriundo de Mar del Plata, padre de cuatro hijos pequeños que trabaja en un barco que opera desde Puerto Rawson. Hace un mes tras haber consumido cocaína y con 1,20 gramos de alcohol en sangre (el permitido para conducir es 0,50) ingresaba a Rawson por ruta 7 conduciendo su camioneta Dodge Journey, se cruzó de carril y colisionó frontalmente a el WW Gol que manejaba Sandra Méndez de 46 años de edad, una enfermera profesional que desde Rawson se dirigía a Trelew a cumplir con sus obligaciones laborales. Como resultado de la colisión, la mujer falleció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico