Los All Blacks visitaron el campo argentino de polo de Palermo

El seleccionado de rugby de Nueva Zelanda, estuvo de visita en Palermo para disfrutar de un día diferente en su jornada libre.

El equipo campeón del mundo se encuentra en este país en el marco del Rugby Championship, torneo por el cual enfrentarán a Los Pumas mañana en el estadio de Vélez Sarsfield.

El miércoles, como parte de sus actividades recreativas, un grupo del plantel de los All Blacks visitó el predio de Palermo en donde se disputó la final del Abierto Juvenil. Desde el mismo momento en que arribaron, los neozelandeses mostraron toda su amabilidad y calidez que siempre los caracterizó.

Recibidos por el vicepresidente de la AAP, Delfín Uranga, Eduardo Heguy y varios miembros del consejo directivo, los rugbiers comenzaron a interiorizarse sobre el mundo del polo. El ex 10 goles y campeón argentino les brindó una clínica personalizada tras la bienvenida y, con pequeños tacos en la mano, los jugadores se dirigieron al campo de juego para intentar sus primeros golpes a la bocha. Los palenques de los equipos de La Ensenada La Natividad y La Virgencita se vieron revolucionados por la presencia de estos “gigantes amables” que intentaban entender un poco más sobre el polo y sus secretos.

Los jugadores que estuvieron presentes en Palermo fueron Sam Whitelock, Patrick Tuipulotu, Luke Whitelock, Angus Taavao, Ofa Tuungafasi, Jackson Hemopo y Karl Tu’inukuafe. De la visita también participó Tane Waetford, de la embajada de Nueva Zelanda en Argentina.

Durante el encuentro, Eduardo Heguy fue quien explicó las diferentes circunstancias y conceptos básicos del juego. Varias fueron las preguntas de los jugadores neozelandeses, quienes se mostraron muy sorprendidos por las destrezas de los jugadores de ambos finalistas.

Tras el encuentro, los All Blacks fueron agasajados con un típico asado, en donde ponderaron la calidad de la carne argentina y se dispusieron a la charla distendida con todos los comensales. “Para nosotros fue un gran placer venir a conocer un poco más de este deporte y queremos agradecerles la calurosa bienvenida que nos han dado. Gracias también a Eduardo por compartir todos sus conocimientos y explicarnos este juego”, dijo Sam Whitelock, capitán de los All Blacks en este tour.

Por su parte, Patrick Tuipulotu dijo: “No conocía nada del polo y todavía no puedo creer que le puedan pegar a la bocha yendo a tanta velocidad arriba de un caballo. Eso sí que se ve muy difícil”. Los integrantes del plantel bicampeón mundial participaron de la ceremonia de premiación a los equipos finalistas del Abierto Juvenil y felicitaron personalmente a los ocho polistas.

Tras el almuerzo, el capitán Whitelock le obsequió a Eduardo Heguy una gorra autografiada en nombre de los visitantes a manera de agradecimiento. “Para mí es un honor ser, junto con la AAP, anfitrión del que considero el mejor equipo deportivo de la historia. El rugby para Nueva Zelanda y el polo para Argentina son símbolos muy parecidos por lo arraigado que están en las culturas de ambos países. Son un verdadero ejemplo y tienen muchas cosas, más allá de lo deportivo, que podríamos imitar. Transmiten una humildad muy sincera siendo quienes son, fue un día inolvidable”, dijo el ex jugador de Indios Chapaleufú II.

Fue sin dudas una jornada diferente tanto para los visitantes como también para los anfitriones. Un día en que el mejor rugby del planeta visitó la casa del mejor polo del mundo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico