Los colectiveros lograron un aumento pero los paros podrían volver en agosto

A partir de una resolución de la Secretaría de Trabajo de la Nación, las empresas que integran la Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros deberán otorgarle a los choferes nucleados en la Unión Tranviarios Automotor un 20 por ciento de aumento salarial y un bono compensatorio por la inflación. Los colectiveros, quienes marcharon ayer por el centro de Comodoro Rivadavia, advirtieron que esperarán hasta el 7 de agosto, quinto día hábil del mes, para que los aumentos se hagan efectivos sino podrían volver las medidas de fuerza que entre el jueves y ayer afectaron el servicio del transporte público de pasajeros en todo el interior del país.

Luego de dos paros que realizaron durante los últimos siete días en el interior del país debido al estancamiento de las negociaciones salariales -el primero de ellos el viernes 12 de julio por el término de 24 horas y el restante entre el jueves y ayer con una extensión de 48 horas-, los trabajadores nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) lograron que la Secretaría de Trabajo de la Nación decretara mediante una resolución que la Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros (FATAP) deberá otorgarles una mejora salarial. Se trata de 20 por ciento de aumento y un bono compensatorio de 16 mil pesos a pagar en tres meses, tal como estaban solicitando luego del acuerdo que ya se había alcanzado tanto en Capital Federal como en la provincia de Buenos Aires.

En Comodoro Rivadavia los colectiveros se reunieron ayer, a las 10, en la sede de la UTA, ubicada en Huergo entre Chacabuco y Urquiza, donde celebraron la novedad que fue comunicada desde Buenos Aires. Media hora más tarde marcharon acompañados con bombos y banderas por el Centro para visualizar su reclamo, pero decidieron mantener el paro hasta la finalización de la jornada.

En diálogo con El Patagónico, Fabián Huenchueque, dirigente de UTA en esta ciudad, explicó que los aumentos fueron decretados desde Nación pero aun así se mostró cauto con lo que sucederá en los próximos días. “El aumento y el bono se obtienen mediante una resolución de la Secretaría de Trabajo. Esperemos que se pueda llevar a cabo todo en tiempo y forma. Es una lucha más ganada por los trabajadores”, aseguró.

En ese contexto, el dirigente gremial advirtió que los trabajadores esperarán hasta el 7 de agosto para que hagan efectivos los aumentos en los recibos de sueldo. “Vamos a esperar hasta el quinto día hábil de agosto para tener todos los aumentos juntos sino se volverán a las medidas de fuerza”, manifestó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico