Los jubilados perdieron un 13% durante 2018

Un estudio realizado por Instituto Argentino de Análisis Fiscal señala que, en 2019, tanto los jubilados como los pensionados y beneficiarios de asignaciones por hijo volverían a perder frente a la suba de precios.

Por la inflación, los jubilados perdieron un 13% en 2018 y la situación para este año no sería mejor. Las cifras equivalen a lo que ocurrió en 2001. Un relevamiento realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) señaló que el poder adquisitivo anual no solo de los jubilados sino también de los pensionados y beneficiarios de la Asignación universal por hijo, volvería a perder frente a la suba de precios para 2019.El relevamiento proyecta la evolución de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) para el segundo semestre.

En ese sentido, sostiene que la caída de los haberes tendría lugar “independientemente del sendero que transite el RIPTE en el primer semestre”. De acuerdo a los aumentos previstos para los primeros seis meses, el haber jubilatorio mínimo ascenderá a $10.411,1 en el mes de marzo y a $11.534 en junio. Esto es debido a que para el tercer mes del año la suba será 11,8%, mientras que para el sexto mes será de 10,8%.

“En números se tiene que, si el RIPTE registra una performance optimista, el haber real acumulado durante el año 2019 se ubicaría un 1,6% por debajo del haber real acumulado durante 2018”, sostiene el análisis del Instituto. Si bien prevén una recuperación real de los salarios en base a un IPC acumulado del 29% para diciembre de 2019, no correrán por el mismo sendero los haberes jubilatorios.

Por tal motivo es que apunta que “si el RIPTE registra una performance optimista, el haber real acumulado durante el año 2019 se ubicaría un 1,6% por debajo del haber real acumulado durante 2018; considerando aquellos beneficiarios que percibieron el bono de $750 en marzo de 2018. Si el bono percibido en marzo de 2018 fue de $375, la pérdida real en 2019 significaría el 1,3%”.

Sin embargo, si transita “una recuperación moderada”, la pérdida anual del haber real en 2019 “alcanzaría el 2,3% en relación con el poder adquisitivo de los beneficiarios que percibieron el bono de $750 en marzo de 2018. Para aquellos beneficiarios que cobraron el bono de $375, la pérdida real en 2019 resultaría del 1,9%”. En ese sentido “la recuperación real en el tercer y cuarto trimestre del año no resultaría suficiente para compensar la pérdida real de los haberes en los primeros 2 trimestres”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico