Los pueblos originarios de la Patagonia tuvieron su homenaje en Cañadón Seco

La historia, idioma, identidad y otras facetas de los pueblos originarios de la Patagonia fueron resaltados ayer en el homenaje que se les brindó en Cañadón Seco al conmemorarse el Día del Aborigen Americano, instituido el 19 de abril de 1940 en un congreso internacional de comunidades autóctonas celebrado en México.

Caleta Olivia (agencia)

El acto organizado por la comisión de fomento tuvo lugar en la plazoleta donde se levanta la imponente escultura de un tehuelche vestido con su quillango y portando una lanza.

Fue representado mirando hacia el sur, como si estuviera oteando el horizonte esperando la llegada de su pueblo que en principio fue diezmado por los terratenientes extranjeros que les arrebataron extensos campos y luego por la denominada Campaña de Desierto, hace ya muchas décadas.

En los mástiles ubicados en el entorno de la plazoleta que fue construida en 2013 y lleva precisamente el nombre de “Pueblos Originarios”, se izó el pabellón argentino y otros dos que, indistintamente, representan a todas las comunidades aborígenes de Sudamérica y las de los mapuches y tehuelches.

La ceremonia celebrada en un mediodía ventoso fue presidida por el titular de esa comuna, Jorge Soloaga, y contó con dos invitados especiales que son referentes de los pueblos mapuches y tehuelches: Nélida Huancalef (oriunda de El Maitén) y Nicolás Meliñanco (Caleta Olivia).

Asistieron además abanderados del jardín de infantes, de la escuela primaria y del colegio secundario de esa localidad, como así también una delegación de policías de la comisaría local, integrantes del equipo de gobierno de Soloaga y vecinos en general.

En la ocasión se entonaron las estrofas del Himno Nacional y de la canción patria Aurora y tanto Huancalef como Meliñanco y el jefe comunal pronunciaron sendos discursos.

La referente del pueblo mapuche evocó el sufrimiento de sus antepasados por las constantes persecuciones y expropiaciones de tierras, pero también trajo a colación los recientes y trágicos sucesos que involucraron a la Gendarmería y a la Prefectura por las muertes de Santiago Maldonado (en Chubut) y Rafael Nahuel (en Río Negro).

UNA CAUSA ANCESTRAL

El discurso de Jorge Soloaga estuvo centrado en hacer comparaciones históricas entre los acontecimientos que tuvieron lugar a partir de la llegada de los conquistadores europeos a todo el continente americano hace 526 años y con la posterior apropiación de tierras patagónicas y aniquilación casi total de los aborígenes que las poblaban, por parte de terratenientes y sus brazos ejecutores armados, antes el Ejército, hoy Gendarmería.

En ese contexto, dijo que era un deber institucional revindicar la sangre y las lágrimas derramadas por los pueblos autóctonos a causa de aquellos que se apropiaron del suelo y citó que una prueba evidente que se conserva hasta nuestros días es el esqueleto de un niño tehuelche que fue asesinado y se encuentra en el museo de Puerto Santa Cruz.

“Es algo que nos perfora el alma”, acotó Soloaga, precisando que allí “también hay una foto de un adulto tehuelche con una botella de ginebra Bols que también murió porque en su interior la botella contenía estricnina”, siento éste uno de los horrendos métodos que propiciaron los terratenientes oligárquicos para aniquilar a las razas ancestrales.

Por ello instó a la comunidad a visitar ese lugar “para ver las huellas del horror y de una tragedia” que se repitió en la historia de este y otros continentes.

Más adelante, no escatimó críticas a la campaña ejecutada por el general Julio Argentino Roca, la cual “fue elucubrada por la oligarquía terrateniente y apropiadora de aquellos años” que dejó a sucesores.

Dijo que ejemplos claros de ello son la muerte de Santiago Maldonado y el “cobarde asesinado a balazos de Rafael Nahuel”, lo que lo llevó a decir que cobra notable vigencia la canción Amutuy, escrita por Marcelo Berbel, ya que en uno de sus párrafos dice que “ahí están festejando los del sable y la cruz”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico