Madre de una interna: "ahora está en manos de Dios"

Juliana Uribe de 19 años fue imputada por el homicidio de su expareja Samuel Ovejero de 26 y le dictaron 90 días de prisión preventiva, antes de cumplir el mes de prisión terminó en terapia intensiva por el motín que se produjo en la aclaidía, su madre habló sobre la situación que vive su hija.

Fabiana Letio mamá de Juliana Uribe, una de las reclusas que resultó afectada tras el incendio en la alcaidía, habló en radio Del Mar sobre la situación en la que se encuentra su hija: "el 28 va a ser un mes que está en la alcaidía, ella tiene 19 años y está presa por el homicidio de su expareja. Mi hija está por terminar el colegio, su sueño es ese. Ella había dejado cuando estaba embarazada, tiene un buen promedio, es una buena mamá y acá estamos esperándola".

Juliana permanece en terapia intensiva luego de que el miércoles último se incendiara el pabellón de mujeres.

Sobre estado de salud Letio detalló: "ella levantó fiebre y su pulmoncito está dañado, sigue en las mismas condiciones con un respirador. Es algo muy doloroso, mi nieta tiene miedo, mis hijos la esperan, yo sé que mi hija va a salir, ahora está en manos de Dios".

Asimismo recordó la última vez que vio a su hija: "cada vez que voy a visitarla lloramos las dos, pero el domingo pudo ver a su hija por el Día del Niño y estaba muy contenta a pesar de todo lo que vive".

Cabe recordar que Juliana permanecía detenida tras lo sucedido el sábado 29 de julio a la madrugada cuando tuvo una discución con su pareja Samuel Ovejero. En ese momento la joven le dio dos puntazos a la altura del tórax. Por esta causa fue imputada por homicidio y se le dictaron 90 días de prisión por lo que fue alojada en la aclaidía de Comodoro Rivadavia junto a otras internas.

La mujer denunció además que luego de encarcelada su hija su familia comenzó a enterarse de situaciones que su hija había vivido antes de llegar a la fatídica noche de julio: "en este tiempo nos hemos enterado de cosas horribles que le pasaban a mi hija, ella sufrió violencia. Hay denuncias en la Comisaría de la Mujer. A mi hija le faltan dientes, y salieron a la luz cosas feas que yo no sabía, los compañeros empezaron a contar cosas que vieron. Ella tenía un embarazo de ocho meses y fue atendida por golpes en el hospital Regional".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico