Municipales exigen cancelación de bono y recomposición salarial

Alrededor de 300 trabajadores municipales se manifestaron a media mañana de este martes en la franja de la calle 25 de Mayo que divide el edificio central de la comuna y la sede del Concejo Deliberante, exigiendo el cobro de 30 mil pesos que se les adeuda de un bono que se otorgara a agentes provinciales y municipales, además de una inmediata recomposición de sus salarios.

Los manifestantes cuestionaron severamente al intendente Fernando Cotillo y al secretario general del gremio que los nuclea (SOEMCO), Julián Carrizo, por las “promesas incumplidas”.

Los referentes de diversas áreas fueron recibidos por el jefe de gabinete, Carlos Gómez quien, luego de recibirles un formal petitorio, les informó que el intendente había viajado a Río Gallegos para gestionar los fondos necesarios para responder a los reclamos.

En razón de que dudan de que el jefe comunal cumpla con las exigencias dado que en pocos días más finalizará sus funciones, los manifestante decidieron por unanimidad, en asamblea, otorgar un plazo de 48 horas, para luego iniciar un paro total de actividades por tiempo indeterminado.

En esta protesta también hubo fuertes críticas a Julián Carrizo y quedó en evidencia que gran parte de los afiliados ya le retiraron su apoyo al considerar infructuosas las negociaciones que desde hace tiempo realiza con el Ejecutivo municipal.

En consecuencia, volverán a concentrarse el jueves a partir de las 10 en el mismo lugar, reiterando que si a esa hora no tienen respuestas satisfactorias, iniciarán el paro de manera inmediata.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico