Murió luego de que la atrapara una máquina en la empresa que trabajaba

Una joven de 21 años se habría enredado el pelo en una máquina de engranaje, lo que provocó que impactara su cabeza contra el piso de manera violenta, provocándole la muerte instantánea. El trágico accidente ocurrió el lunes pasado en una fábrica situada en la localidad bonaerense de Virrey del Pino.

Un accidente fatal tuvo lugar en una fábrica situada en la localidad bonaerense de Virrey del Pino donde a una empleada de 21 años se le enredó el cabello en una máquina de engranaje, que le provocó una caída y un golpe letal en la cabeza.

La víctima fue identificada como Rocío Décima. El terrible hecho ocurrió durante la mañana del lunes en una fábrica de juntas de motovehículos ubicada en la calle Agustín Molinas al 9100, en la localidad perteneciente al partido de La Matanza.

El dueño de la fábrica, Sergio Rubén Alegre, de 42 años, llamó al 911 de manera que la policía bonaerense se hizo presente en el lugar. En ese sentido, el propietario explicó que Décima tuvo un descuido con dicha máquina y sufrió un percance cuando el engranaje de la misma habría enredado su cabello lo que le habría provocado un golpe en la cabeza que le produjo la muerte. Al ingresar a la fábrica, los agentes se toparon con el cuerpo sin vida de la joven de 21 años.

La investigación

La causa fue caratulada por el momento como averiguación de causales de muerte. El fiscal Gastón Duplaá, titular de la UFIyJ, realizará en las próximas horas las investigaciones pertinentes para constatar que la fábrica tuviera todos los papeles en regla, así como el contrato de su empleada.

En tanto, el propio fiscal también ordenó el secuestro de la máquina con la que ocurrió el accidente para analizar al detalle su funcionamiento. En principio, no se realizó ninguna detención ni imputación.

Con dolor familiares y amigos de Rocío Décima la despidieron en las redes sociales:

Una prima de la joven, con el usuario de Facebook “Vivi López”, escribió: “Y pensar gorda que andábamos medio enojadas (...) Todavía no caemos, tenías toda una vida, gorda. Cuidá a tu mamá y a tu hermana que ya no pueden más. Te fuiste nomás, gorda, y te faltó mucho por hacer”.

“Siempre presente en nuestros corazones, Rocío Décima, volá alto, angelito (...) Hay que disfrutar esta vida, gente, porque la vida es una sola. No tenemos otra y puede que hoy estemos y mañana ya no. Se necesita menos de un minuto para irte de este mundo. Disfrutemos del día a día juntos a las personas que amemos y nunca se olviden de saludar antes de irse y cuando llegan porque uno no sabe si puede ser el último beso. No se olviden de decir te amo o te quiero por más peleados que estén con la persona porque cuando no estén, no le van a poder decir nada”, agregó en otros mensajes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico