Nadie alquila algo nuevo en el centro

"Hace cuatro años que la compra-venta de inmuebles está planchada en Comodoro", aseguran desde la Cámara Inmobiliaria. En el Centro no se alquilan locales a nuevos emprendimientos, sino que los mismos comercios cambian de ubicación.

El sector inmobiliario fue uno de los más golpeados en los últimos años por la crisis económica. La actividad no repunta y preocupa a los principales actores porque las operaciones no se realizan. Comodoro no está ajeno a esta realidad, a tal punto que Liliana Maimo, vicepresidenta de la Cámara Inmobiliaria de Comodoro Rivadavia, sostuvo que “hace tres o cuatro años no existe la compra venta”.

Dijo que “no hay confianza en invertir en ladrillos. Los grandes inversores que hacen edificios para venta tampoco quieren invertir. Acá en Comodoro hace tres o cuatro años que no existe la compra-venta; se venden cosas muy puntuales. No hay fluidez como pasaba otros años. Por ahí alguien que vendió algo, pero no hay muchos valores de referencia porque los saltos del valor del dólar han generado que no se venda. Se mantienen los valores históricos, pero no es la misma cantidad de pesos. Si se pretende realmente vender, hay que bajar un poco los valores en dólares”, destacó Maimo.

Para la vicepresidenta de la Cámara Inmobiliaria, la ley de alquileres solo le generó complicaciones a los inquilinos. “Muchos firman porque no les queda otra, pero no les da seguridad. Tienen que pagar gastos por tres años en vez de dos y no saben si al año se tienen que mudar”, sostuvo Maimo en diálogo con El Patagónico.

CAMBIO DE UBICACIÓN

Los polos comerciales de Comodoro muestran una lenta recuperación en materia de alquileres debido a que hay conciencia de que nadie trabaja con un margen tan grande como antes. “Poner un local comercial lleva una inversión muy grande hasta que arranca y logra una clientela fija. Lo que se ha visto es más movimiento de locales establecidos que se van a un local más chico o a una calle más barata. Locales nuevos son los que menos se ven. Son reubicaciones que van pudiendo cambiar de zona. Algunos aprovechan alquileres más bajos en una buena ubicación. También se da al revés; se buscan alquileres mucho más baratos pero en una zona donde no hay tanta circulación. Se ha ajustado un poco. El que quiera alquilar un local debe afilar el lápiz para poder tenerlo ocupado”, aseguró Maimo.

“No se ha bajado el precio de los alquileres pero el dueño de un local tiene que ser consciente de que no puede alquilarlo a los valores históricos porque de por sí está desinflada toda la actividad comercial. La gente ya no consume como consumía antes. Los sueldos están planchados”, agregó.

“UN DECRETO NO BIEN RECIBIDO”

La vicepresidenta de la Cámara Inmobiliaria también se refirió a la extensión de congelamiento de alquileres y la prohibición de desalojos por parte del Gobierno nacional.

“La verdad es que recibimos el decreto muy mal porque la medida solo estira el sufrimiento de los que realmente están debiendo, que están en morosidad y que están a punto de ser desalojados. No es una ayuda real; lo único que hace es distorsionar el mercado y no da una solución a quienes realmente tienen el problema. En Comodoro hay una morosidad muy baja; no hay mayores problemas en cuanto a la cobranza y muchos no se han adherido al decreto. Muchos sí y no están pagando los aumentos y lo que más se distorsiona es el congelamiento de los vencimientos de contratos”, describió.

“Son dos años con el alquiler congelado y no todos los propietarios son grandes inversores. Hay mucha gente que ha hecho un esfuerzo toda su vida para tener un alquiler para reforzar sus ingresos de jubilado y hay muchísimos en esa situación. Entonces la ayuda no llega. Yo opino que a la gente que tiene ese problema le hubieran hecho llegar una especie de IFE; o que hagan una declaración jurada con la firma del propietario que pretende cobrar y le hubieran dado un subsidio para que solucione el problema porque así están englobando a todo el mercado”, finalizó Maimo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico