Naves renunció como concejal, pero el sucesor no se decide a reemplazarlo

El abogado Juan José Naves decidió presentar formalmente su renuncia como concejal luego de tomarse una licencia legislativa de casi dos años. Prefirió continuar desempeñándose como gerente del Distrito Caleta Olivia de la empresa provincial Servicios Públicos. Su reemplazante natural es el docente Juan Angel Maldonado, quien duda en hacerse cargo de la banca.

Caleta Olivia (agencia)

En la nota que elevó el martes al presidente del cuerpo, Javier Aybar, Naves informa que a pocas semanas de vencer el plazo de su licencia como edil, optó por dar lugar al pedido del gobierno provincial para continuar trabajando desde Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE) a favor de los vecinos y que se despide del ámbito legislativo “con un abrazo peronista”.

Ayer ofreció una conferencia de prensa en su despacho de la empresa estatal, ámbito que semejaba al de una Unidad Básica ya que estaba rodeado de referentes políticos, incluyendo al presidente de PJ local, Pedro Galarza.

En ese marco dijo que ya había conversado con quien lo sucedió en la lista de candidatos de 2015 para reemplazarlo, Juan Ángel Maldonado, y entendía que el mismo estaba dispuesto a reemplazarlo en la banca.

Sin embargo, El Patagónico se había contactado previamente con Maldonado y éste manifestó que aún no había tomado esa decisión e incluso se mostró proclive a mantener el puesto laboral que actualmente ocupa desde hace aproximadamente un año como vicedirector de la Escuela Industrial N° 1.

Maldonado es un profesional graduado en la Universidad Nacional de Córdoba, provincia de la cual es oriundo y en la que además dicta clases de tecnología para los cursos superiores de su escuela, por lo cual se siente más cómodo como docente y considera que su posición política es hoy muy distinta a la que tenía en la etapa preelectoral.

Por si esto fuera poco, es de suponer que haya evaluado el riesgo de exponerse en el caldeado ámbito que representa el Concejo Deliberante de esta ciudad, máxime teniendo en cuenta que solo queda poco más de un año para que finalice este ciclo parlamentario.

NO ES SU PROBLEMA

Cuando se planteó este panorama en la rueda de prensa, Naves procuró desentenderse del caso, señalando que en definitiva la decisión corría por cuenta de Maldonado.

Por el contrario, trató de dejar en segundo plano el tema legislativo y constantemente hacía referencia su plan de trabajo como gerente distrital de SPSE a fin de mejorar la optimización del servicio cloacal, la construcción de la nueva línea de alta tensión desde Pico Truncado y fundamentalmente la necesidad de incrementar el caudal de agua, cuestionando al gobierno nacional por la demora en la terminación de la Planta de Osmosis Inversa.

Pero su postura volvió a alterarse cuando El Patagónico le preguntó si no se hacía responsable de los problemas que causó su tardía renuncia como concejal, ya que ello motivó que muchas veces no pudiera sesionarse por falta de quórum, teniendo en cuenta que en esta ciudad el número de ediles es de solo cinco.

Al respecto sostuvo que él no tenía la culpa de que el intendente Facundo Prades se ausentara de la ciudad de manera coincidente con los días en que se convocaba a sesiones ordinarias y que tampoco era culpable de que otro concejal, el díscolo Rubén Martínez, hiciera lo propio, en muchos casos sin justificación alguna.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico