No le quiso entregar el celular y enfrentó a la Policía

Un hombre de 32 años es investigado por hurto, violencia de género y resistencia a la autoridad. Todo empezó cuando su pareja le dijo que rompía con él.

Por pedido del Ministerio Público Fiscal, el juez de Sarmiento, Alejandro Rosales, formalizó la investigación preparatoria de juicio contra R.I.V (32), imputado como presunto autor de los delitos de hurto simple, en contexto de violencia de género y resistencia a la autoridad. Asimismo, el magistrado otorgó un plazo de seis meses de investigación.

En el acto judicial, la fiscal Laura Castagno (foto) relató los hechos que investigarán. En este sentido, expuso que la primera situación se registró el lunes pasado en una vivienda ubicada en el barrio Alborada de la localidad de Facundo.

El imputado mantuvo una discusión con su pareja, quien le manifestó su decisión de finalizar la relación. Luego, la víctima puso a cargar su teléfono celular y se dirigió al exterior de su casa para poner en marcha un vehículo. Cuando regresó, observó que el móvil no se encontraba en el lugar en el que lo había dejado.

En este contexto, Valenzuela y su ex pareja comenzaron un forcejeo, mientras la hija en común de la pareja (de 7 años) acudió a la casa de un vecino para pedir ayuda.

Unos minutos después, el personal policial llegó a la casa de la denunciante. Valenzuela ya no se mostró agresivo, aunque se negó a devolverle el teléfono celular a su expareja.

Al día siguiente, el subcomisario Bruno Germillac e integrantes de la División de Policía Científica se presentaron en el domicilio de Valenzuela para cumplimentar una orden judicial de allanamiento, secuestro y requisa.

Asimismo, notificaron al imputado respecto de una resolución dictada por el Juez de Paz de Facundo, en la que se le ordenaba la exclusión del hogar.

También se dictó una orden de prohibición de acceso y acercamiento en un radio de 200 metros. Valenzuela tampoco puede acercarse a los lugares de trabajo, estudio o cualquier otro donde la denunciante y su hija desarrollen alguna actividad habitual. Por último, la disposición del juez incluye la prohibición de contacto por vía telefónica o electrónica por 90 días.

NO LOS DEJO INGRESAR A SU CASA

En este marco, Valenzuela no permitió el ingreso de las autoridades policiales a la vivienda y empujó a los funcionarios cuando intentaban dar cumplimiento a las órdenes En consecuencia, fue detenido y trasladado a la sede policial.

Es por todo ello que la fiscal requirió al magistrado que declare legal la detención del imputado. Con respecto a la calificación legal provisoria, refirió que se investigará a Valenzuela como presunto autor de los delitos de hurto simple en contexto de violencia de género, y resistencia a la autoridad.

Asimismo, peticionó un plazo de seis meses para concluir la investigación. Finalmente, requirió que al terminar la audiencia el imputado se presente en las oficinas del área de Criminalística a los fines de que se le aplique el protocolo único de identificación de personas.

A ello, agregó un pedido para que las actuaciones se remitan al Juzgado de Familia, en función la evidente conflictiva familiar que presenta el caso.

A su turno, el abogado del Ministerio de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzún, cuestionó las calificaciones legales propuestas por la parte acusadora, oponiéndose a la apertura de la investigación de los dos hechos y requirió que se declarase ilegal la detención de Valenzuela.

Luego de escuchar los planteos de las partes, el juez Rosales, resolvió tener por formalizados los hechos en base a las calificaciones legales provisorias presentadas por la fiscalía.

Por otra parte, explicó que remitirá las actuaciones del caso a la fiscal jefe para que investigue si era completa la información presentada para solicitar las órdenes de allanamiento que se diligenciaron el martes. También dispuso un plazo de seis meses de investigación y remitir las actuaciones al Juzgado de Familia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico