Obligaron a un caballo a correr quebrado y lo ejecutaron de un tiro

En el video de una competencia se ve cómo el animal se lesiona y sigue corriendo. Una asociación de abogados impulsó una causa por maltrato animal, entre otros delitos.

Un video de un caballo obligado a correr con la pata quebrada se viralizó en Instagram y provocó una denuncia por parte de la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA).

El hecho ocurrió el 12 de julio durante una carrera clandestina en la pista La escondida, ubicada en el departamento Nogoyá de Entre Ríos. En las imágenes se ve cómo el animal se quiebra y sigue montado por el jockey, para luego ser ejecutado de un tiro. Según la denuncia, la brutal matanza ocurrió frente al público, entre los que había menores de edad.

Los abogados Fernando Di Benedetto y Juliana Garrido, delegados de AFADA en Entre Ríos, denunciaron al organizador de las carreras, Julián Turrello, por el delito de maltrato y crueldad animal en el marco de carreras clandestinas, contemplado en la Ley Nacional 14.346.

Además, instaron a investigar el ejercicio ilegal de la medicina veterinaria y la asociación ilícita, informaron desde la ONG de esa provincia, Mi reino por un caballo. Esta no es la primera vez que se trata de frenar el maltrato de caballos en las calles de Paraná y alrededores.

El problema, aseguraron los abogados animalistas en diálogo con minutouno.com, es que si bien el maltrato animal es un delito de acción pública, los fiscales archivan las causas sobre caballos (que son usados por cartoneros) alegando el "principio de oportunidad”, es decir, la posibilidad de rechazar las denuncias por irrelevantes o por otro derecho que está en juego.

Otro caso de muerte y maltrato impactó el mes pasado en Neuquén por una yegua que se desplomó durante una carrera. El caso quedó a cargo de la fiscalía de Delitos Ambientales y Leyes Especiales de Neuquén y la autopsia determinó que el animal tenía una gran cantidad de sustancias prohibidas en su organismo.

Cuando murió la yegua, el dueño intentó escapar. Esta muerte no se produjo en una competencia clandestina, sino en el hipódromo, durante la carrera El gran premio del Día del Trabajador. Los caballos, sin embargo, sufren las mismas consecuencias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico