Oeste Juniors festeja 86 años de vida

Los primeros pasos fueron bajo el nombre Juventud Unida pero un primero de septiembre de 1931 se funda con el nombre actual. Un 17 de marzo de 1979 se une al club Laprida Cañadón Perdido hasta el año 1989 cuando se produce la refundación de la institución, y el club pasa a militar en la Primera B.

Oeste Juniors hoy está de fiesta. El club de Valle C cumple 86 años de vida, y la institución vive el presente con el deseo de seguir creciendo y conteniendo a los chicos de todo un barrio. La historia es muy grande para contarla en una nota periodística, pero la pre historia comenzó a gestarse bajo el nombre de Juventud Unida en noviembre de 1927. Bajo el nombre actual se fundó el 1 de septiembre de 1931 y tuvo como primer presidente a Juan Almonacid, pero entre los primeros hombres que formaron parte de la primera hora hay que recordar también a Santos Argota, Custodio Díaz Nieto, Pedro Chilicoff, Salomón Díaz, Jesús Cerezo entre otros.
En la actualidad, su presidente es Paulo Neira quien se acercó hace poco tiempo porque su hijo juega al fútbol y luego de una gestión con Mauro Fonteñez, la institución continúa con el mismo objetivo: el de contener a los chicos del barrio.
En 1951, Oeste Juniors obtuvo su primer título en la historia, en una época donde se jugaba con las torres petroleras cerca, sin alambre perimetral y arcos de madera. En ese primer equipo estaba Juan José Svoboda bajo los tres palos, junto a Salvador Peralta, Manuel "Galera" Cerezo, Luis Alberto "Pacha" Reynoso, Gustavo De Jesús Oviedo, Gabriel Sousa, el "Negro" Chaile, Dardo Oviedo, Juan Climaco Vera, Jorge Agüero y Miguel Páez.
Ese primer campeonato lo consiguió al empatar 4-4 frente a El Trébol, a una fecha del final, en un partido jugado dos días antes de navidad.
Luego hubo que esperar casi una década para volver a festejar en el fútbol comodorense. La segunda estrella fue en 1962, y también fueron los mejores en el '64, '66, '67 (en dos ocasiones), '69 y '70. A fines de esa década hubo una bisagra en la historia de la institución. Cuando Oeste Juniors decide unirse a Laprida Cañadón Perdido y forman: Laprida del Oeste. Pero esa fusión solo duró una década. Laprida puso la mayoría de los jugadores, y los de Valle C sumaron futbolistas pero pusieron la cancha, en la que actualmente es de Laprida.
En el presente, el primer equipo es dirigido por Marcelo "Teta" Saldaño, un histórico de Valle C que supo defender los colores y ahora tiene "el privilegio" de dirigir Primera, y es una voz autorizada para hablar de ese momento cuando se decide romper esa fusión, y volver a ser Oeste.
"Fui uno de los pioneros con los pibes del barrio cuando se refundó Oeste. Luego nos fuimos juntando con otros dirigentes. Veníamos de participar en la fusión con Laprida del Oeste, y decidimos no jugar más ahí y nos dedicamos a armar el equipo del barrio. Ahí se fue sumando gente que fue leyenda del club, como Carlos Kirs, el 'griego' Augustacci. La idea fue en un viaje a Trelew formar de nuevo a Oeste Juniors. Se decidió volver a jugar en la Liga Oficial en el año 89 como Oeste Juniors", rememoró el entrenador Marcelo Saldaño, quien tiene entre sus dirigidos a Fernando y Alejandro Saldaño, en una clara muestra que el club es muy familiero. Entre los nombres que figuran en esa refundación estaban Segundo y Miguel Espinoza, Sergio Díaz y Rivadeneira.
Hubo que empezar de cero. La cancha se marcó alrededor de la capilla del barrio en una zona de chacras y había un pozo petrolero que debió ser sellado para poder hacer el campo de juego actual, que fue inaugurado un 19 de agosto de 1997 con una derrota 3-0 frente a Deportivo Roca.
Marcelo Saldaño fue jugador de Valle C, y luego de jugar en Florentino Ameghino entre otros clubes, se retiró del fútbol en 1995. Una década después regresó a Oeste para trabajar como entrenador. "Para mí es un halago haber jugado acá y ser director técnico en un equipo con tanta historia. No es fácil conseguir las dos cosas de jugar y dirigir, pero uno lo hace por amor al club donde siempre nos dieron espacio. Le hemos dedicado mucho tiempo, y seguimos con las mismas ganas", explicó el DT que cumplirá 53 años en noviembre.
En la actualidad, Oeste tiene todas las divisiones formativas completas, y eso es un gran logro. La comisión directiva trabaja a diario para mejorar, y en los últimos tiempos se sumó la gente de Veteranos que ha comenzado a aportar su granito de arena. Se busca mejorar el sector de los vestuarios, y también en un futuro quincho con el esfuerzo de todos los que llevan a Oeste Juniors en el corazón.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico