Otra bochornosa sesión del Concejo Deliberante de Caleta

Las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante de esta ciudad han perdido el nivel institucional que corresponde a todo ámbito legislativo. La de ayer fue presidida por Rubén Martínez que, envalentonado por la asistencia de vecinos que benefició con la entrega de terrenos por decisión propia, arremetió contra medios periodísticos que lo critican. La concejal Liliana Andrade pidió que se someta a una pericia psicológica, aunque luego retiró esa moción.

Caleta Olivia (agencia)

Solo tres ediles protagonizaron debates ya que titular del cuerpo, Javier Aybar (Cambiemos), ejerce actualmente de manera interina la Intendencia y Juan José Naves (PJ-Frente para la Victoria) tomó licencia hace varios meses para ocuparse de la gerencia distrital de la empresa Servicios Públicos.

Liliana Andrade (Cambiemos–Caleta Hacia el Futuro) y Pablo Calicate (PJ-Frente para la Victoria) cuestionaron seriamente a Rubén Martínez (Cambiemos-Integración Ciudadana) y éste les respondió con términos para nada cordiales y de pobre contenido político.

Argumentó que él era un legítimo representante del pueblo, particularmente de unos 7.000 vecinos que reclaman terrenos para construir sus viviendas y por ello se ocupó personalmente de entregarlos, sin respetar cuestiones legales.

En una de sus exposiciones tildó de “mercenarios” a medios periodísticos que lo critican y no le publican o difunden las entrevistas que concede, aunque obvió mencionarlos expresamente.

Incluso antes de que se iniciara la sesión en la sede de la Unión Vecinal del barrio 26 de Junio, mantuvo un altercado con un periodista de FM San Jorge al cual amenazó con expulsarlo de la sesión con la fuerza pública.

Luego, en un cuarto intermedio, se trenzó con otro de FM Inolvidable y -telefónicamente- con los conductores del programa de esa emisora, pudiéndose saber que en el curso de esta semana alguno de ellos lo denunciaría penalmente.

DENUNCIA Y PEDIDO DE

EXAMEN PSICOLOGICO

Calicate mocionó que se repudie la actitud de Martínez de entregar lotes por fuera de estructuras legales y además solicitó que se le instruya una denuncia por ese motivo, requiriendo al mismo tiempo la intervención del asesor legal del cuerpo deliberativo.

Su múltiple postura fue aprobada con el voto favorable de Andrade, pero además le recordó a Martínez que cuando asumió funciones había jurado respetar la ley ante las constituciones Nacional y Provincial.

A su vez Andrade le cuestionó que de manera ilegal ya haya entregado a cientos de vecinos terrenos ubicados a casi 15 kilómetros de la ciudad, es decir en sitio difícil acceso.

Además le enrostró que los estaba engañando porque los mismos no tienen servicios básicos y los otorga sin sustento legal, por lo cual evaluó que no estaba actuando con facultades mentales normales, por ello solicitó como moción orden que lo sometieran a un examen psicológico.

Ese pedido finalmente no prosperó porque Calicate le pidió a Andrade que lo dejara sin efecto y ésta aceptó. Antes de que ello ocurriera, desde las barras se escucharon gritos de reprobación contra la edil, la cual volteó su cabeza y desafió a una vecina diciéndole “vení y decírmelo acá”.

INCONGRUENCIAS

En una de sus exposiciones, el polémico edil oriundo de la provincia de Chaco, dijo que es verdad que algunos políticos son corruptos, pero también lo son los medios periodísticos “y hasta diría mercenarios que se joden en la necesidad del pueblo” por lo cual no permitiría que (los medios) le quiten un derecho adquirido, es decir los lotes que él entregó.

Luego, procurando hilvanar de manera desprolija su correlato, Martínez pidió ayuda a la gestión de los concejales y también para el intendente Facundo Prades “que está en estado de coma” (SIC).

“Paremos con el odio y con las críticas”, demandó y seguidamente, fuera de todo contexto, dijo que “mi pueblo levanta la basura y también tira la basura en las calles”, tras lo cual remarcó que no veía a ningún funcionario que pudiera plantar un árbol.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico