Para la UCA, "no hay indicios de que la pobreza vaya a disminuir"

Agustin Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, aseguró ayer que la inflación, el aumento de tarifas y el trabajo informal perpetuarán el porcentaje del 25% de pobres en el país.

"El tema no es la baja de la pobreza, sino la profundización de este problema o, en el mejor de los casos, la continuidad de los índices de pobreza en el tiempo”. La contundencia con que el director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, Agustín Salvia, evalúa los datos que reveló recientemente el INDEC no da lugar a dudas: desde este prestigioso centro de investigación creen que hoy no hay indicios certeros de que la pobreza vaya a disminuir en adelante.

Con datos en mano y un extenso recorrido por todo el país para emitir los informes de la pobreza de la UCA, Salvia explicó al portal Infobae que el actual modelo de crecimiento en la Argentina no incluye a los trabajadores informales, el aumento de tarifas golpea fuerte en los bolsillos y la inflación mantiene un sistema en el que “un índice de pobreza del 25% tiende a perpetuarse en el tiempo”.

Recientemente el Gobierno festejó que el instituto oficial de estadísticas haya relevado un 25,7% de pobreza en el segundo semestre del 2017 frente al 30,3% del mismo período de 2016. En rigor, los datos que arrojó recientemente el INDEC reflejan la misma tendencia que la UCA mostró en su informe de diciembre del año pasado, cuando midió una baja del 32,9% en el 2016 a un 28,6% en el 2017. “Comparar con un año malo como fue 2016 en términos de pobreza no parece muy válido”, dijo Salvia.

El director del Observatorio de la Deuda Social atribuye al menos a tres factores bien claros la perspectiva de un horizonte donde la pobreza se mantendrá en un 25% en los próximos años:

1-El impacto del aumento de tarifas. “Los trabajadores han perdido poder adquisitivo y los pobres no pueden salir de la pobreza por el impacto en el aumento de tarifas”, dijo Salvia. La realidad indica que los aumentos de servicios que impuso Mauricio Macri golpeó fuerte a los más desprotegidos, según este análisis.

2-La inflación. El aumento de precios, que no ha caído significativamente en los últimos años y hace que los salarios queden por debajo de los precios. Es más, los aumentos que hubo en el beneficio recibido por los planes asistenciales como la Asignación Universal por Hijo (AUH) o en las jubilaciones básicas fueron, al entender de Salvia, inferiores a los índices inflacionarios.

3-El mercado informal. Si bien la UCA destaca que algunos sectores de la economía se han reactivado en los últimos dos años, “aún persiste un amplio sector de la población que sigue sumergida en la pobreza porque no ha logrado salir del empleo informal al formal”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico