Para los jubilados, el gobierno recurre a los retiros porque "no se anima" a los despidos

Hilda Fredes, referente del sector pasivo de la Mesa de Unidad Sindical, aseguró que el Gobierno provincial "no se anima" a despedir empleados estatales y por eso recurre a los retiros voluntarios. "Hablan de 12.000 retiros voluntarios", confirmó.

Jornada y El Chubut publicaron que los jubilados recorrieron los bloques en Legislatura pidiendo precisiones sobre el paquete de ajuste, especialmente en lo que afecta al Instituto de Seguridad Social y Seguros.

“El presidente del ISSyS (Miguel Arnaudo) nos dice que no afecta para nada pero hablan de 12 mil retiros voluntarios”, dijo Fredes, temerosa de que con los retiros se vacíen áreas como Educación. Anticipó que si se hace, se unirán a los activos para reclamar en la sesión extraordinaria en la puerta de la Legislatura.

Fredes no dudó que detrás del programa de retiros y jubilaciones anticipadas, hay una intención del Gobierno de Arcioni de concretar “despidos voluntarios” para llevar adelante un ajuste en consonancia con el gobierno de Alberto Fernández.

“Yo digo que son despidos voluntarios; no se animan a despedir y están entusiasmando a los compañeros y compañeras que están enfermos para que se vayan con un salario mínimo. Acá hay un proyecto del Gobierno Nacional de achicarnos; es mentira que no nos pueden pagar”, aseguró.

La referente de los jubilados comparó este plan de ajuste con las medidas que el gobierno implementó en la década del ‘90 y advirtió que va camino a “desarmar el Estado y afectar la caja de jubilaciones. Les pedimos a los sindicatos que se involucren para evitar que esto vuelva a ocurrir. Yo no sé si hay ideólogos que piensan en desarmar el Estado; les pido a los gremios que nos convoquen y nos digan qué piensan ellos”.

LOS CALCULOS DE ARCIONI

A todo esto, ayer trascendió que en su paquete de ajuste, el gobernador Arcioni prevé ofrecer pagar la primera cuota a quienes eventualmente se acojan al retiro voluntario recién a los 90 días.

Lo dice el proyecto que el Gobierno les envió el lunes a los diputados provinciales. Además, quieren abonarlo en 24 cuotas, lo cual significa que el empleado público que acepte, recién de terminará de cobrar lo pactado 27 meses después.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico