Peralta castigó a Reynoso y Juárez se coronó sobre Alderete

Fue en dos de los combates que se celebraron la noche de este viernes en el Microestadio Municipal Ricardo Rusticucci, de Pilar, provincia de Buenos Aires.

El campeón argentino, sudamericano y latino del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) crucero, el doble olímpico e invicto bonaerense Yamil Peralta, castigó al exmonarca latino y sudamericano marplatense Hernán “El Salvaje” Reynoso, por nocáut técnico en el décimo asalto.

Fue un combate enmarcado en categoría crucero, en uno de los estelares de la velada desarrollada el viernes por la noche en el Microestadio Municipal Ricardo Rusticucci, de Pilar, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian, televisada en vivo a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

En el otro combate estelar de la noche, la cordobesa Florencia Juárez dominó a la tucumana Natalia “El Huracán” Alderete, por puntos, en un amplio fallo unánime, tras diez asaltos, y así conquistó el título sudamericano gallo, que se encontraba vacante.

En un encuentro explosivo y del que fue el único dominador, Peralta (ahora 12-0, 6 KOs), olímpico en Londres 2012 y en Río de Janeiro 2016, actual N° 16 del ránking mundial crucero CMB, fue demoledor y sometió a placer a Reynoso (17-17-4, 8 KOs), ex campeón latino supermediano CMB y sudamericano mediopesado, que mostró valentía pero no pudo hacer nada para detenerlo. Las diferencias de técnica, velocidad, potencia y sobre todo precisión, fueron determinantes. Los cruzados y ascendentes martillaron el rostro del marplatense. Y sus ganchos zurdos a la zona hepática lo lastimaron aún más. Tal fue el dominio del olímpico, que le ocasionó seis cuentas, distribuidas en una de pie y cinco caídas, hasta la definitiva.

Todo fue de Peralta, que conectó siempre que quiso sobre un rival que se brindó en todo momento. La primera caída se produjo en el cuarto round. Tras ello le ocasionó lo castigó en el quinto sobre las cuerdas, y llegó la cuenta de pie del árbitro Hernán Guajardo. En el sexto, llegó una nueva caída, producto un gancho zurdo al hígado. Al comenzar el séptimo, el olímpico volvió a recibirlo con una nueva izquierda a la zona hepática, y otra vez lo mandó a la lona.

Pero habría mucho más. Luego de someterlo en el octavo, el local impactó un gancho sobre el cinturón, con que lo envió duramente al suelo. Reynoso no podía más. Incluso con su ojo izquierdo maltrecho, debió ser revisado por el médico. La dominación era notoria. Y la definición, era solo cuestión de tiempo. Solo el corazón mantenía en pie al apodado “Salvaje”. Incluso con mucho amor propio, iba al frente, aunque para seguir recibiendo castigo. Por eso, tras martirizarlo en el noveno, llegaría el final. Sobre el décimo, lo sometió a placer con sus izquierdas y derechas cruzadas al rostro y en gancho a las costillas, para mandarlo a la lona y recibir la sexta cuenta de la pelea. Sería la definitiva. Guajardo correctamente no le dio el pase y decretó el fuera de combate al 1’:29”.

A los 30 años, Peralta, que pesó 90,650 kg., se consolida como el mejor de su peso en el país y la región. Primero, destronó a Marcos Aumada del título latino CMB en fallo unánime el 11 de mayo de 2019. Después, lo defendió en la revancha con Aumada, y noqueó a Darío Balmaceda en nueve asaltos para arrebatarle la faja sudamericana. Tras defenderla sobre Darío Karalitzky y Gustavo Schmitt, el 12 de marzo último destruyó a Balmaceda en el sexto round para destronarlo del cinturón argentino. Tras dominar por segunda vez a Karalitzky, llegaba del 13 de agosto liquidar a Damián Muñoz en el sexto asalto en este mismo escenario. Y tras liquidar a Reynoso (87,050 kg.) quiere más.

JUAREZ DOMINO A ALDERETE Y SE CORONO

En el otro combate estelar de la noche, la cordobesa Florencia “La Cordo” Juárez (53,400 kg. y 8-1, 1 KO) dominó a la tucumana Natalia “El Huracán” Alderete (53,300 kg. y 3-5, 1 KO), por puntos, en un amplio fallo unánime, tras diez asaltos, y así conquistó el título sudamericano gallo, que se encontraba vacante.

Las tarjetas de los jueces lo dijeron todo: Javier Geido 100-89, Carlos Azzinnaro 100-89½, y Edgardo Codutti 100-89, todas para Juárez, que brindó una exhibición.

La pelea fue dominada en su integridad por Juárez. Se adjudicó cada uno de los rounds e incluso le ocasionó una cuenta de pie a Alderete en el tercero, por parte del árbitro Carlos Gómez. Su velocidad, agresividad, técnica y precisión, fueron demasiado para una tucumana que no pudo hacer nada. Ni siquiera existió una oportunidad en que amenazara con poner en riesgo el resultado.

Entrando y saliendo desde la media y corta distancia, la cordobesa boxeó con autoridad. Su rapidez de desplazamientos, le permitieron combinar punzantes izquierdas y derechas cruzadas con sus ganchos al cuerpo. La exintegrante de la selección nacional no dejó de tirar ni por un segundo. Por momentos, fue una máquina. Eludía cada arresto de Alderete, y respondía con feroces combinaciones.

Con cada round, las diferencias se hacían mayores. Permanentemente, “La Cordo” la puso contra las cuerdas donde impactaba cada envío con facilidad. Fue demasiado. Le brindó una verdadera lección boxística. Por eso, tras la campana definitiva, no existían dudas.

A los 27 años, Juárez obtuvo su primera corona. Quien llegaba como N° 2 de ranking argentino gallo, vencedora entre otras de Juliana Basualdo -a quien noqueó- y Carla Merino, aguarda nuevos desafíos.

GRANDONE Y ARGAÑARAZ IGUALARON EN UN PELEON

Más allá de los duelos estelares, una atractiva programación completó la cartelera. En categoría crucero, el porteño Federico “Pumba” Grandone (90,700 kg. y 6-0-2, 3 KOs) igualó con el bonaerense Nicolás “Pupi” Argañaraz (88,700 kg. y 9-3-1, 2 KOs), por puntos, en fallo dividido, tras seis rounds, y en una decisión controversial, luego de que Argañaraz recibiera el descuento de un punto en el quinto round y una cuenta de pie en el sexto.

Las tarjetas de los jueces fueron: Leonardo Pugni 57-56 para Argañaraz, Carlos Azzinnaro 57½-56 a favor de Grandone, y Javier Geido 56-56.

La pelea fue electrizante, entre dos rankeados. No obstante, Grandone, N° 6 del ránking argentino crucero, pareció conectar los golpes más claros sobre Argañaraz, el N° 5 del mismo escalafón. Luego del descuento de un punto en el quinto por dejar caer por tercera vez su bucal, en el sexto llegó la cuenta de pie. Sin embargo, los jueces marcaron paridad, que generó polémica entre los asistentes.

Finalmente, en división welter, en duelo de debutantes bonaerenses, Carlos Olcese (63,700 kg. y 1-0, 1 KO) despachó a Ezequiel Lugo (63,850 kg. y 0-1), por nocáut técnico en el segundo capítulo, luego de enviarlo a la lona en ese segmento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico