Por falta de calefacción trasladaron a cuatro presos de la comisaría Mosconi

Hace casi un año que la dependencia de Kilómetro 3 no cuenta con el servicio de gas y por ello los efectivos utilizaron elementos electrónicos con más frecuencia hasta que el lunes por la noche se produjo un corte de energía por sobrecarga. Por ello, los presos fueron trasladados a otras unidades carcelarias.

La vecinalista del barrio General Mosconi, Esteer Cordero, fue ayer a realizar un trámite administrativo a la dependencia y se encontró con el edificio a oscuras y helado. Es que la comisaría que mayor jurisdicción comprende en la ciudad –toda la zona norte y ruta nacional 3- no tenía energía eléctrica ni gas natural.

El corte de luz se produjo en la noche del lunes cuando llovía con insistencia, y se extendió hasta ayer por la tarde cuando se restableció el servicio. La sobrecarga fue la principal causa del corte debido a que las llaves térmicas no resistieron al alto consumo como consecuencia de la falta de gas.

En ese contexto, los uniformados tuvieron que desempeñar su labor a oscuras y abrigados hasta el cuello, debido al enfriamiento total del edificio policial. La dependencia además aloja a cuatro presos que en las primeras horas de la mañana de ayer tuvieron que ser trasladados, tres a la alcaidía y el restante a la Seccional Segunda.

Los efectivos utilizaban sus teléfonos celulares para alumbrarse dentro de las oficinas y todos estaban bien abrigados para soportar el aire fresco en la guardia y oficinas de servicio. Mientras, el sector administrativo que atiende al público tuvo que trasladarse con sus tareas a la subcomisaría de Kilómetro 5 donde sí hay calefacción.

Desde la Defensa Pública confirmaron que conocían la situación de la comisaría Mosconi, aunque no efectuaron actuaciones porque la Unidad Regional se hizo cargo de gestionar las reparaciones del caso. El servicio de luz se restableció por la tarde, confirmaron desde la dependencia a este diario.

GESTION VECINAL

Por su parte, la dirigente vecinal al descubrir la situación en la que trabajan los servidores públicos se comunicó directamente con el secretario de Seguridad y Justicia, Federico Massoni, para plantearle la situación. Incluso ayer el jefe de la Unidad Regional de Policía, Ricardo Cerda, inspeccionó las instalaciones.

Desde julio de 2017 la comisaría está sin el servicio de gas natural porque la empresa Camuzzi detectó en su momento fugas de gas. Con la nueva gestión del comisario Martín Pedraza y el esfuerzo de los efectivos, se consiguieron cinco calefactores y dos termotanques, los cuales fueron reinstalados.

Pero ahora falta que la empresa prestadora del servicio realice una prueba más para finalmente habilitar el suministro. El frío ya se hizo sentir antes de que comience el invierno, y se estima que para dentro de diez días ya podría estar solucionada la problemática de infraestructura carcelaria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico