Por la muerte de dos operarios el gobierno clausuró minera Newmont

El cese de todas las actividades en el yacimiento minero Cerro Negro, explotado por la compañía norteamericana Newmont, fue dispuesto de manera preventiva el miércoles por el Ministerio de Trabajo el Santa Cruz, luego que se conociera la misteriosa muerte de una ingeniera química de 48 años y de un operario de 26, cuyos cuerpos fueron hallados en el socavón de la mina.

Los motivos de deceso de Rosana Paola Ledesma (quien residía en Perito Moreno) y de Daniel Alberto Ochoa (en Río Gallegos) aún no están esclarecidos pero hay firmes versiones de que habría ocurrido por la inhalación de gases tóxicos, en tanto que las autoridades provinciales aguardaban que la compañía de a conocer un informe sobre los protocolos de seguridad.

Una fuente confiable comentó a El Patagónico que hace aproximadamente dos años un técnico laboratorista había alertado sobre el peligro que representan los denominados gases emanados por voladuras y que al personal que ingresaba al socavón no le preveían de los elementos de seguridad indispensables.

ORDENAN24.jpeg

Trascendió además que si bien los operarios habrían fallecido probablemente en la tarde del martes pero su ausencia fue advertida en la noche de esa misma jornada y fue entonces cuando se hallaron sus cuerpos.

El propio ministro de Trabajo, Julio Gutiérrez, acompañado por colaboradores inmediatos (foto) se hizo presente el miércoles por la tarde en el yacimiento situado en proximidades de la ciudad de Perito Moreno y decidió aplicar la contundente medida del cierre preventivo de todas las operaciones, lo que implico que se retiraran todos los trabajadores, quedando solamente guardias mínimas.

GASES NO IDENTIFICADOS

El informe oficial emitido por el gobierno a través de su área de comunicaciones señala que “las circunstancias del hecho se encuentran en etapa de investigación, no pudiendo precisar a la fecha las causales de las mismas” y que “presumiblemente en el lugar del siniestro podría haber vestigios de múltiples gases al momento no identificados”.

Por ello, se añade en el acta que se elaboró, “ante la incertidumbre que de continuar las tareas en forma normal pudiera repetirse el grave hecho descripto”, es necesario “preservar los sitios involucrados en el evento y la seguridad del personal”.

Consecuentemente se ordenó “el cese total preventivo de la mina en todos sus frentes de trabajo debiendo la inspeccionada en forma inmediata” y requerir a la compañía que presente de manera inmediata “un informe de medición de gases del día 9 de abril del 2024, historial de comunicaciones entre el personal siniestrado y la sala de control y/o aquel sector que ejerza el control de personal en bajo mina, desde el inicio del turno B hasta las 21 horas”.

ESCASA COLABORACION DE LA COMPAÑIA

Posteriormente, en declaraciones al Canal 3 de televisión de Las Heras, el ministro de Trabajo, Julio Gutiérrez, anticipó que “hasta el momento, lamentablemente, sólo podemos hacer hipótesis (sobre las causas de las muertes), porque desde la minera no nos han acercado a ningún tipo de documentación que nos dé certeza de lo que pasó”

Asimismo puso de relieve que en las condiciones observadas en materia de higiene y seguridad de trabajo se detectó falta de presentación del certificado de análisis físico, químico y bacteriológico del agua para el consumo humano de todo el personal que presta servicios en el yacimiento minero Cerro Negro.

Finalmente, el ministro denunció públicamente que la compañía tiene una actitud “negativa” ya que “no brinda la información y no está siendo muy colaborativa a la hora de esclarecer lo que ha sucedido. Ellos dicen que se ponen a disposición, pero no nos entregan la documentación para certificar claramente qué fue lo que pasó”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico