Por octava vez asaltaron una vinoteca de Caleta

Es el comercio que tiene el récord de asaltos a mano armada en Caleta Olivia. El octavo episodio se registró alrededor de las 21.30 del jueves.

El asalto fue protagonizado por un solitario individuo que amenazó de muerte al empleado de turno, exhibiendo un filoso cuchillo de regular porte.

De esta manera, la vinoteca “El Roble”, ubicada en la calle Mosconi 265, zona del barrio San Martín, contabiliza ocho hechos delictivos de este tipo y su propietario, Daniel Antúnez, posteó en redes sociales un mensaje que sintetiza la indignación de muchos comerciantes y de la comunidad en general.

“Nuevamente la inseguridad tocó nuestras puertas. Son tiempos difíciles para los que trabajamos día a día, pero estos malvivientes no solo nos roban, sino que están constantemente al acecho y amenazan la integridad física de todos los que nos exponemos en un comercio. Solamente pedimos seguridad para los comerciantes y vecinos de nuestra ciudad”, puntualizó.

La escena del asalto de anoche quedó registrada en las cámaras de seguridad de comercio y uno de esos videos fue difundido por el servicio informativo del canal de televisión local.

En el mismo se observa al desconocido que, aprovechando el momento en que no había clientes, ingresa con tapabocas, una gorra de color negro, pantalón jean y una campera oscura (con reverso de color blanco).

El video no tiene sonido pero se aprecia cuando exhibe un cuchillo que tiene una hoja de más de veinte centímetros y lanza un puntazo al aire para amedrentar al empleado.

Queda también en evidencia que le profiere (inaudibles) palabras de amenazas de muerte e incuso él mismo pasa por detrás del mostrador para retirar todo el dinero de la caja registradora que, se supo luego, tenía unos 15 mil pesos.

El caso ocurrió en jurisdicción de la Comisaría Seccional Primera y las investigaciones están a cargo de personal de la DDI, aunque hasta avanzada la tarde de este viernes no había sido identificado algún sospechoso.

El propietario dijo los medios periodísticos que ya no alcanzan las cámaras de seguridad para frenar esta ola de delitos, sobre todo porque los delincuentes aprovechan que aquí aún está vigente la obligatoriedad de utilizar tapabocas en sitios públicos cerrados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico