Prisión perpetua para el femicida de Débora Martínez

A pesar de los intentos por ocultar el crimen, quedó probada la autoría de Nelson Aguilante y este mediodía fue condenado a prisión perpetua de acuerdo a la requisitoria de Fiscalía. La familia de Débora Martinez habló por primera vez del aberrante crimen de la joven de Palazzo y se manifestaron conformes con el trabajo de la justicia.

En la sede de los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se celebró la audiencia de imposición de pena en el marco del juicio contra Nelson Aguilante. El tribunal estuvo integrado por los jueces Mariel Suárez, Jorge Odorisio y Raquel Tassello.

El fallo de condena para Aguilante fue de “prisión perpetua accesorias legales y costas del proceso por el delito de homicidio agravado por haber sido cometido contra una persona con la cual se mantenía una relación de pareja”. Además el Tribunal en vistas a peligros procesales determinó que se debe mantener la prisión preventiva.

De este modo, Aguilante será el primer femicida de Comodoro que deberá pasar toda su vida tras las rejas.

AGUILANTE- FALLO

En el marco de la lectura del fallo en la sala se encontraban familiares de Débora acompañados por el Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito que siguieron de cerca las reacciones del condenado que en todo momento mantuvo su mirada baja sin inmutarse ante la relectura del delito por el cual se lo acusa.

“YA CON QUE SEA CONSIDERADO CULPABLE ESTABAMOS CONFORMES”

Al finalizar la audiencia el equipo del Patagónico pudo conversar con la madre de Débora, Claudia la mujer entre aliviada y con tristeza señaló que la finalización del proceso significo para la familia “sacarse una mochila de encima, no podíamos estar más con esto”.

FEMICIDIO

Además puso en valor el trabajo de los fiscales que permitieron rearmar toda la escena del crimen, “teníamos miedo de que no se pueda probar porque él (Aguilante) hasta había lavado el cuerpo”. Esa preocupación en la última semana no los dejó dormir confió Claudia.

En cuanto a la máxima pena que recibió el femicida, la mujer indicó que “con que lo consideraran culpable ya estábamos conformes nosotros más allá del tiempo que le dieron”.

EL FEMICIDIO DE DEBORA MARTINEZ

El crimen de Débora ocurrió entre las 21:30 del 26 de enero y las 5 del 27 de enero de 2017 en circunstancias en que Débora Gisell Martínez se encontraba en su vivienda en el barrio Palazzo, en la cual residía también el imputado Nelson Aguilante.

Según se pudo reconstruir, Aguilante comenzó a agredir a la víctima con golpes de puño y objetos contundentes, provocándole múltiples escoriaciones y magulladuras, para finalmente producir con sus manos presión en el cuello de la víctima, causando su muerte por asfixia mecánica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico