Prisión preventiva para acusado de matar a golpes a su hijo de dos meses

El hecho atroz sucedió el domingo 2 de junio cuando el acusado llevó a su hijo al Hospital Gutiérrez en estado crítico. Quedó preso en La Plata.

La Justicia de La Plata dictó la prisión preventiva para Lucas Javier Mardone (30), acusado de matar a golpes a su hijo de 2 meses e intentar simular que la causa del deceso fue por atragantarse tomando la mamadera.

El hecho atroz se registró en la tarde del domingo 2 de junio pasado, cuando el acusado llevó a su hijo al hospital Gutiérrez en estado crítico y declaró que se había asfixiado tomando la mamadera en una vivienda del barrio El Mercadito de Ringuelet.

Tras ser revisado por médicos en la sala de terapia intensiva, el bebé fue trasladado al hospital de Niños, en donde murió a las pocas horas de su ingreso. Los profesionales de la Salud constataron que la muerte había sido provocada por múltiples golpes que tenía en su cuerpo.

EXPEDIENTE

La autopsia reveló que la criatura tenía una fractura en el cráneo, otra en la costilla y numerosos moretones distribuidos por el cuerpo que indicaban que el bebé había sido maltratado desde su nacimiento.

Tras un operativo policial en base a una orden judicial, se arrestó a Mardone, al abuelo de la víctima, de 56 años, y al tío, de 21 años, que quedaron en libertad a las pocas horas. Por otro lado, la madre del bebé, al tener 17 años, fue identificada pero no detenida y quedó bajo la intervención de la UFI de menores.

Su padre, de 30 años, es el principal acusado y fue procesado por "homicidio agravado por el vínculo y alevosía", delito que se paga con prisión perpetua.

AUTOPSIA

De acuerdo con el informe pericial, se indicó que la criatura sufrió un "cefalohematoma bilateral en región parietoccipital, equimosis violácea en pabellón auricular derecho, hematoma frontal derecho, equimosis infraorbitaria frontal derecha, lesión equimótica en región glútea izquierda, múltiples fracturas en cráneo, edema y múltiples signos de sangrado, lesiones que a la postre le produjeron la muerte".

Lo estremecedor del caso es que el acusado llevó al pequeño al Hospital de Niños aseverando que se encontraba bajo su cuidado junto a su abuelo, "habiéndole dado un biberón para luego acostarlo". "Que, seguido a ello, el menor comenzó a presentar rigidez en los brazos, encontrándose despierto. Que, al alzar al menor, nota que se encontraba 'blandito', encontrándolo pálido y sin respiración, por lo que le realiza masajes y respiración boca a boca, no estableciendo el tiempo de esto, dando el menor a su abuelo paterno, quien continúa con la reanimación mientras este sale a la búsqueda de ayuda. En ese momento es socorrido por un transeúnte ocasional quien realiza el traslado hacia el Hospital Gutiérrez en vehículo particular, habiendo realizado masajes cardíacos en el trayecto", aseguraron los voceros.

El juez de Garantías Pablo Raele -quien avaló el pedido de detención del fiscal Juan Menucci- afirmó, por su parte, que "no puede razonablemente dejar de advertirse que las lesiones causadas, más aún en la situación de autos, puedan razonablemente causar la muerte".

Con el avance de la investigación el fiscal solicitó la prisión preventiva que fue convalidada por el juez, medida que puede ser cuestionada ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico