Protesta de comerciantes "marginados" de Caleta

Casi al promediar la tarde de este lunes, otro bocinazo automovilístico se hizo sentir por las avenidas céntricas de Caleta Olivia, siendo protagonizado por un grupo de propietarios de restaurantes, cafeterías, cervecerías y de gimnasios particulares a los que no se les permite tener actividad o bien están acotadas por resoluciones del COE bajo el fundamento de evitar la propagación del COVID 19.

La caravana no fue muy extensa pero dejó en evidencia que quienes se ven perjudicados por las restricciones no cederán en su protesta a pesar que el intendente Fernando Cotillo se niegue a recibirlos.

Los voceros comentaron a El Patagónico que en el edificio central del municipio ni siquiera les reciben una nota de pedido de audiencia porque nadie trabaja en Mesa de Entradas debido a pandemia.

Sin embargo dejaron entrever que esa es una estrategia del jefe comunal para no escuchar sus reclamos, porque se sabe que solo atenderá a dirigentes de la Cámara de Comercio con la cual no se sienten representados y a los de otro sector denominado “Comerciantes Unidos”, al que se le otorgó prioridades.

Los “marginados”, como ellos mismos se denominan, tenían la esperanza que el 25 de octubre se flexibilizaran las restricciones pero las mismas continúan por tiempo indeterminado, lo cual los arrastra a un colapso económico porque las pérdidas que están sufriendo no se compensan con la morigeración de impuestos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico